YO TE DEVOLVERE LA SALUD Y SANARE TUS HERIDAS

Pero una mujer que padecía de flujo de sangre desde hacía doce años, y que había gastado en médicos todo cuanto tenía, y por ninguno había podido ser curada, se le acercó por detrás y tocó el borde de su manto; y al instante se detuvo el flujo de su sangre. Lucas 8:43:44

 ¿Te has desanimado porque Ves a otros alrededor de ti, obteniendo milagros, siendo sanados, pero tú sigues en el mismo sufrimiento? Esta mujer con flujo de sangre, era una mujer desesperada que buscó por todos los medios naturales para ser sana. Ella escuchó de Jesús y se … Continuar leyendo