UNA VOZ QUE TE LLAMA

Luego una nube los cubrió y, desde la nube, una voz dijo: «Este es mi Hijo muy amado. Escúchenlo a él». Marcos 9:7

Mientras que nos abrimos paso hacia lo nuevo que Dios tiene para nosotros, necesitamos escuchar la VOZ DE DIOS. En medio de nuestras batallas, hay muchas cosas que bombardean nuestros sentidos, que se puede volver difícil escuchar la voz de Dios, lo que causará que escuchemos otras voces y nos desviemos del camino tomando decisiones erradas. Dispongamos nuestro corazón y nuestros oídos para escucharlo, pero también estemos dispuestos a obedecer sus instrucciones. Mientras más tiempo pasamos en Su presencia, más sensibles seremos para reconocer la Voz de Dios. Dios nos habla de muchas maneras, y cualquiera que sea el medio que el use, siempre debe estar acorde con lo que dice Su palabra. Si algo contradice Su palabra no es de Dios.

Juan 10:27-28 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano.

El Señor dice:

Nunca caminaste por este sendero, pero Yo sí. Nunca lo conociste así, pero Yo sí, dice Dios. Yo quiero llevarte a ese lugar, así que debes estar dispuesto a salir. ¿Cuántas más confirmaciones necesitas? dice Dios. ¿Cuántas veces más tengo que hablarte por medio de otras personas? ¿Cuántas veces más? Yo quiero llevarte a un lugar de descanso que no has conocido. Aprendiendo a descansar en Mí, y cuando pases por ese fuego, y cuando camines por ese valle, y cuando salgas de ese desierto, vas a ver que Mi camino era el mejor camino, y te hará confiar más en Mí, dice Dios. Te hará confiar en Mí desde nuevas alturas, dice Dios. Te hará confiar más en Mí, y tu fe se ensanchará y podrás entrar en lo que Yo te he llamado a hacer.

Isaías 55:8-9 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos —declara el Señor. Porque como los cielos son más altos que la tierra, así mis caminos son más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.

Así que, !OBEDECEME!, dice Dios. ¡OBEDECEME!, dice Dios. No obedezcas a tus emociones, no obedezcas a tu imaginación, no obedezcas a tu carne, no obedezcas a los consejeros que no tienen Mi mente en esto. ¡OBEDECEME!, dice Dios, porque SOY YO el que te está hablando. Sabes que SOY YO quien te habla, porque te estoy llamando, dice Dios. Sabes que SOY YO quien te pide que extiendas tu fe, dice Dios. Sabes que SOY YO, pero estás luchando Conmigo; estás luchando, luchando, luchando, y eso está bien porque Yo puedo manejarlo, pero cuando te agotas, dice Dios, cuando llegas al final de ti mismo, cuando llega a ser demasiado para ti, donde no puedes dar un paso más, cuando finalmente renuncies a todo, cuando finalmente te rindas, Yo te bendeciré. Te bendeciré, te bendeciré, te bendeciré.

Génesis 32:26-28 Entonces el hombre le dijo:―¡Suéltame, que ya está por amanecer! ―¡No te soltaré hasta que me bendigas! —respondió Jacob. ―¿Cómo te llamas? —le preguntó el hombre.―Me llamo Jacob —respondió. Entonces el hombre le dijo:―Ya no te llamarás Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

Así que, sométete a Mí y resiste al diablo. El diablo está tratando de robar tu bendición. El diablo está tratando de robarte. Él está tratando de robarte lo que está por venir. ¡Él está tratando de robarte!. ¡Él está tratando de robarte!. ¡NO ESCUCHES ESA VOZ!, Escucha Mi voz, dice Dios, porque Mis ovejas conocen Mi voz, y no seguirán la voz de otro. Entonces, detente, no sigas estas voces de temor y deja de seguir esas voces de duda, porque no son para ti, están en contra tuya. Yo estoy tratando de obtener algo para ustedes. Yo estoy tratando de llevarlos a un nuevo lugar más y más, más grande . (Jennifer LeClaire)

Juan 10:7-10 Por eso volvió a decirles: «Ciertamente les aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que vinieron antes de mí eran unos ladrones y unos bandidos, pero las ovejas no les hicieron caso. Yo soy la puerta; el que entre por esta puerta, que soy yo, será salvo. Se moverá con entera libertad, y hallará pastos. El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario