LOS GIGANTES HAN CAIDO

El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿de quién tendré temor? Cuando los malhechores vinieron sobre mí para devorar mis carnes, ellos, mis adversarios y mis enemigos, tropezaron y cayeron. Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque en mi contra se levante guerra, a pesar de ello, estaré confiado. Salmos 27:1-3

El Señor me habló que este es un momento muy significativo, en el Cuerpo de Cristo por muchas razones. En este momento es muy importante estar firme en la fe y aferrarse a … Continuar leyendo