EL BEBE DE LA PROMESA PRONTO NACERA

Así que no debemos cansarnos de hacer el bien; porque si no nos desanimamos, a su debido tiempo cosecharemos. Gálatas 6:9

Cuando parece que Dios no está haciendo nada, en realidad Él está trabajando, preparando algo más grande y asombroso de lo que pudiéramos nosotros entender jamás, sin embargo, no debemos rendirnos. Muchos han dicho “Hasta cuando Señor, hasta cuando sucederán estas cosas” y el Señor dice: “Ahora es el tiempo”. De una cosa estoy convencida, Dios no miente y nunca quebranta Sus promesas, Su palabra lo afirma y mientras tanto, en El esperaremos, cada promesa será como una roca, una cosa inmutable. Por lo tanto, me permanezcamos a Sus pies, y descansemos allí mientras llega. Esta es una palabra de Travis Holland, que nos anima a no darnos por vencidos, porque estamos a punto de entrar en una gran temporada de favor y de cumplimiento

“La presión que has sentido se debe a que estás a punto de dar a luz lo que Dios ha puesto en ti. Cada parto tiene dolores / presión, hasta el momento en que te dicen que pujes. Yo te digo que es tiempo de avanzar en el espíritu. Hay un parto a punto de producirse y debes avanzar, pujar con fuerza, porque la liberación de tu promesa está a punto de manifestarse.

Este no es el momento de darte por vencido, este no es el momento para estar tranquilo, no es momento para dejar de escuchar las instrucciones que se te dieron para guiarte hacia la liberación de tu promesa. Hombre, oh hombre, incluso ahora, escribiendo me emociono, porque la presión siempre significa que habrá algo que será liberado. El único momento en que algo aumenta la presión sin una liberación es cuando dejas que se debilite y quede inactivo. Es hora de seguir adelante y presionar en tu vida de oración, declarar la palabra sobre tu promesa, sobre tu destino, sobre tus circunstancias.

¡Es tiempo de rugir fuerte como si tuvieras la victoria en tus manos, porque eso es exactamente lo que se te ha dado! Para todos aquellos que están embarazados con una promesa, yo declaro que esta es su temporada para presionar para que sea liberada.

María tuvo que aferrarse a la promesa que se le había dado. Las circunstancias en las costumbres judías que rodean a una madre soltera, una virgen y una mujer comprometida con un hombre que no la conocía íntimamente podrían haber causado suficiente presión para llevar a la mayoría de la gente a un lugar de temor o depresión. Pero en el momento en que la presión y los pensamientos pudieron haber hablado en voz alta, ella abandonó esas voces, para escuchar solamente lo que Dios estaba diciendo y su respuesta fue vital.

Lucas 1: 37-38 ¡Para Dios no hay nada imposible!  María dijo entonces: Yo soy la sierva del Señor. ¡Cúmplase en mí lo que has dicho! Y el ángel se fue de su presencia.

En este proceso de nacimiento, es vital aferrarse a las Palabras que se han pronunciado sobre ti. Esas palabras proféticas, esas palabras de promesa, esas palabras que Dios te ha dicho directamente a ti, promesas que serán dadas a luz, promesas que están por ser liberadas, en las cuales tendrás que entrar.

Isaías 66:9¿Cómo iba yo a impedir el nacimiento, si yo soy quien hace dar a luz?» El Señor tu Dios lo ha dicho.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario