AHORA EL RIO CORRERA A TU FAVOR

Junto al río, en su orilla, a uno y otro lado, crecerán toda clase de árboles que den fruto para comer. Sus hojas no se marchitarán, ni faltará su fruto. Cada mes darán fruto porque sus aguas fluyen del santuario; su fruto será para comer y sus hojas para sanar. Ezequiel 47:12

“Pude oír que el Señor decía hoy: Te estoy conectando con las plataformas de lanzamiento que te impulsarán en la dirección y el curso correctos para tu vida. Te removeré de las aguas estancadas, de las personas y las organizaciones donde no tienen interés en tu llamado. Estoy … Continuar leyendo