VINO NUEVO PARA UN AÑO NUEVO

Las eras se llenarán de grano; los lagares rebosarán de vino nuevo y de aceite. Joel 2:24

5779 es un nuevo año donde el nuevo vino fluirá libremente. Es un tiempo para posicionarnos, para recibir un fluir constante del Espíritu de Dios. Por supuesto, el vino también representa el sustento y la vida, y está asociado en las Escrituras con grano y aceite, lo cual habla de las bendiciones del pacto El vino también puede hablar de gozo.

Durante el año 5779, podemos esperar nuevos derramamientos del Espíritu Santo, tanto individual como corporativamente, que establecerán el escenario para todas las cosas nuevas en un año de nuevos comienzos. 5779 es un año de desbordamiento. Recibiremos el vino nuevo mientras esperamos al Señor. Tenemos que participar en una espera activa, con los oídos alertas, en lugar de una espera pasiva o complaciente. Un libre fluir vendrá a través de una mayor intimidad con El que buscará activamente el Reino de Dios.

Mateo 6:33 Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.

Muchos se burlarán de ustedes por abrazar el vino nuevo, pero Dios los vindicará y preparará una mesa de cosecha y banquete delante de ustedes en presencia de los burladores.

Hechos 2: 15-17 Estos no están borrachos, como suponen ustedes. ¡Apenas son las nueve de la mañana! En realidad lo que pasa es lo que anunció el profeta Joel: »“Sucederá que en los últimos días —dice Dios—, derramaré mi Espíritu sobre todo el género humano. Los hijos y las hijas de ustedes profetizarán, tendrán visiones los jóvenes y sueños los ancianos.

Este año marcará el fin de una década en que Dios está abriendo los ojos de los creyentes corporativamente, este nuevo vino también se manifestará con un nuevo derramar de sueños, visiones y encuentros proféticos con el Señor. Por supuesto, hay un precio para este nuevo vino, porque no se puede comprar.

Isaías 55:1 ¡Vengan a las aguas todos los que tengan sed! ¡Vengan a comprar y a comer los que no tengan dinero! Vengan, compren vino y leche sin pago alguno.

De nuevo, el derramamiento vendrá primero a todos aquellos que busquen Su rostro, no solo Su vino. Un incremento está llegando para todos aquellos que correctamente administran el vino nuevo, de acuerdo con Proverbios 3:9-10 Honra al Señor con tus bienes y con las primicias de todos tus frutos; entonces tus graneros se llenarán con abundancia y tus lagares rebosarán de mosto. Muchos han experimentado derramamientos en el pasado, pero esta temporada marca una expresión diferente del fluir del Espíritu Santo. Esperen lo inusual.

Juan 2:10 Y le dijo: Todo hombre sirve primero el vino bueno, y cuando ya han tomado bastante, entonces el inferior; pero tú has guardado hasta ahora el vino bueno.

Este vino nuevo liberará gran gozo, incluso entre aquellos que han pasado por temporadas de cansancio, pero que se rehusaron a darse por vencidos.

Eclesiastés 9: 7 ¡Anda, come tu pan con alegría! ¡Bebe tu vino con buen ánimo, que Dios ya se ha agradado de tus obras!

Es tiempo de pedir el vino nuevo, no solo esperar a que Dios lo derrame. Su voluntad es derramarlo. Vamos a preguntarle activamente por el vino nuevo en todas sus manifestaciones. Estén atentos a la segunda parte, donde compartiré ideas sobre 5779 como el año para abrazar odres nuevos. (Jennifer LeClaire)

Jeremías 31:12-13 Vendrán y cantarán jubilosos en las alturas de Sión; disfrutarán de las bondades del Señor: el trigo, el vino nuevo y el aceite, las crías de las ovejas y las vacas. Serán como un jardín bien regado, y no volverán a desmayar. Entonces las jóvenes danzarán con alegría, y los jóvenes junto con los ancianos. Convertiré su duelo en gozo, y los consolaré; transformaré su dolor en alegría.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario