UNA RESTAURACION ACELERADA

Yo les compensaré a ustedes por los años en que todo lo devoró ese gran ejército de langostas que envié contra ustedes: las grandes, las pequeñas, las larvas y las orugas. Ustedes comerán en abundancia, hasta saciarse, y alabarán el nombre del Señor su Dios, que hará maravillas por ustedes. Joel 2:25-26

Restaurar significa que Dios hace restitución por lo que nos quitaron. Significa completar, terminar y asegurar. Es interesante ver que la palabra hebrea para restauración tiene la misma raíz que la palabra “SHALOM”. Esto significa que Dios nos completa, nos fortalece y restaura nuestra paz. Cuando Dios dice que Él nos restaurará todo lo que comió la langosta, está prometiendo hacernos plenos y completos. En consecuencia, nos volverá a encaminar hacia nuestros destinos. Dios no solo está hablando de restaurar unos pocos días; restaurará los años que fueron perdidos. Este es un acto sobrenatural de Dios. Quizá algunos de los años perdidos llegaron debido a nuestras malas decisiones, quizá se perdieron debido a las decisiones de otros o a circunstancias que escaparon a nuestro control. Cualquiera sea el caso, Dios promete restaurarnos y nos dice hoy: “TE RESTAURARE JUNTO A TODO LO QUE PERDISTE”.

Hoy comparto esta palabra de Lana Vawser sobre una restauración acelerada. Abra su corazón y afírmese en las promesas de Su Palabra, cuanto más nos afirmemos, más crecerá nuestra confianza en nuestra habilidad para confiar en Dios. Bienvenida la unción de restauración a nuestra vida.

“Desde enero de este año, el Señor me ha estado hablando mucho sobre una acelerada restauración y recompensa. He publicado algunas palabras proféticas sobre la restauración que Dios está liberando en esta temporada. (Joel 2:25) Hoy, he tenido una agitación muy fuerte con respecto a esta rápida restauración. Sentí el Señor diciendo fuertemente hoy:

NO HABRA MAS DEMORAS EN SU RESTAURACION

Muchos de ustedes han estado experimentando batallas en las áreas en las que están creyendo por una restauración. Muchos de ustedes han estado experimentando una “BATALLA DE LA MENTE” con respecto a las áreas que están creyendo por una restauración. Muchos de ustedes han estado experimentando MIEDO E INTIMIDACION en las áreas por las que están creyendo por una restauración. Yo escuché al Señor decir… ¡NO MAS!

EL SEÑOR ESTA SOPLANDO ACELERACIÓN EN LA RESTAURACIÓN

En el “estira y encoge ” que muchos de ustedes han estado experimentando durante mucho tiempo en estas áreas de restauración tan necesarias, yo profetizo, sobre su vida, sobre sus circunstancias y cuerpo que la ACELERACIÓN se manifestará en la RESTAURACIÓN. Ya no habrá más este “estira y encoge” y una intensa batalla, sino que habrá grandes demostraciones de aceleración en la restauración. La restauración que está siendo liberada no tendrá sus huellas dactilares. No es algo que ustedes pueden hacer, es una poderosa demostración de Su poder para reconstruir y restaurar.

Lo escucho decretar: “ESTE ES EL TIEMPO, AHORA MISMO PARA UNA ACELERADA RECONSTRUCCIÓN y RESTAURACIÓN”

Las cosas volverán a estar juntas REPENTINAMENTE. El Señor está reconstruyendo lo que se rompió. Él está restaurando lo que se perdió o nos ha sido robado. Hay una RESTAURACIÓN DIVINA que será lanzada en su vida ahora mismo. Las demoras causadas por las batallas ya no serán así, ahora conocerán la aceleración de la restauración. La bondad de Dios se mostrará en una gran restauración acelerada. Los corazones serán sanados con la demostración de Su bondad. ¡Es tiempo para la demostración de una gran aceleración en la restauración!

Salmos 80:1-3 Presta oído, oh Pastor de Israel; tú que guías a José como un rebaño; tú que estás sentado más alto que los querubines; ¡resplandece! Delante de Efraín, de Benjamín y de Manasés, despierta tu poder y ven a salvarnos. Restáuranos, oh Dios, y haz resplandecer tu rostro sobre nosotros, y seremos salvos.

Salmos 80:14-19 Oh Dios de los ejércitos, vuelve ahora, te rogamos, mira y ve desde el cielo, y cuida esta vid, la cepa que tu diestra ha plantado y el vástago que para ti has fortalecido. Está quemada con fuego, y cortada; ante el reproche de tu rostro perecen. Sea tu mano sobre el hombre de tu diestra, sobre el hijo de hombre que para ti fortaleciste. Entonces no nos apartaremos de ti; avívanos, e invocaremos tu nombre. Oh Señor, Dios de los ejércitos, restáuranos; haz resplandecer tu rostro sobre nosotros y seremos salvos.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario