MUEVETE HACIA LO NUEVO

Venid ahora, y razonemos —dice el Señor—aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, como blanca lana quedarán. Si queréis y obedecéis, comeréis lo mejor de la tierra; pero si rehusáis y os rebeláis, por la espada seréis devorados. Ciertamente, la boca del Señor ha hablado. Isaías 1:18-20

 La fiesta de Yom Kippur comenzó a celebrarse la tarde del martes 18 de septiembre y termina al atardecer del miércoles 19 de septiembre. La Fiesta del Perdón, es una de las “Fiestas solemnes de Jehová” que encontramos en Levítico 23:2,26-32 y que se celebra en el mes de Tishri (septiembre-octubre).  En hebreo es conocida como “Yom Kippur” o Día de la expiación; también se le conoce como el “Día del arrepentimiento”. Es una gloriosa oportunidad para entender, valorar y celebrar la victoria que Jesucristo logró mediante Su sacrificio en la cruz del Calvario a favor de cada uno de nosotros. ¡Fuimos perdonados! Lo que nosotros no podíamos lograr, nuestro Señor Jesús lo logró por nosotros. Con la ofrenda de Su vida y mediante Su ministerio sacerdotal, Él logró eterna salvación y el perdón de nuestros pecados de una vez y para siempre. Hoy es un día propicio para examinar nuestro corazón, y prepararnos para entrar en lo nuevo con esta palabra de Anne Marie Molster y Amie Rogers.

“El Señor me ha estado mostrando mucho acerca de la purificación que está viniendo a la Iglesia en este momento. Siento un peso tan increíble acerca de esto. Es maravilloso y emocionante ver y discutir todas las cosas nuevas que el Señor está haciendo en este momento y en los momentos por venir, pero no puedo dejar pasar el peso que siento, de cuán imperativa es la purificación en este momento.

Todos aquellos puros de corazón, espíritu, motivos y amor avanzarán enormemente. Ellos son los sin nombre, sin rostro, quebrantados y rendidos amantes de Cristo. Están siendo catapultados al propósito por el cual han sido pasados por el fuego y con ellos, sus deseos carnales enterrados.

COMO MOVERSE A LO NUEVO

En mi muy limitado conocimiento del hebreo y el calendario hebreo, hice algunas búsquedas y encontré algunas cosas que me fueron resaltadas a medida que avanzábamos hacia el nuevo año. El 9 de septiembre de 2018, al atardecer, comenzó Rosh Hashaná, también conocido como “Cabeza del Año”. Con la “Cabeza del Año” comienzan nuestros “Días de Asombro” ¿Qué tan sorprendente es eso a medida que avanzamos hacia lo nuevo?

Mientras hablaba con el Señor sobre esto, comenzó a hablarme. Él dijo: “Así como existen requisitos para que ustedes ocupen puestos específicos dentro de una empresa, existen requisitos que deben cumplirse antes de moverse a lo nuevo”.

Hageo 1: 2-12 NVI Así dice el Señor Todopoderoso: Este pueblo alega que todavía no es el momento apropiado para ir a reconstruir la casa del Señor. También vino esta palabra del Señor por medio del profeta Hageo: ¿Acaso es el momento apropiado para que ustedes residan en casas lujosas mientras que esta casa está en ruinas? Así dice ahora el Señor Todopoderoso: ¡Reflexionen sobre su proceder! Ustedes siembran mucho, pero cosechan poco; comen, pero no quedan satisfechos; beben, pero no llegan a saciarse; se visten, pero no logran abrigarse; y al jornalero se le va su salario como por saco roto. Así dice el Señor Todopoderoso: ¡Reflexionen sobre su proceder! Vayan ustedes a los montes; traigan madera y reconstruyan mi casa. Yo veré su reconstrucción con gusto, y manifestaré mi gloria —dice el Señor—. Ustedes esperan mucho, pero cosechan poco; lo que almacenan en su casa, yo lo disipo de un soplo. ¿Por qué? ¡Porque mi casa está en ruinas, mientras ustedes solo se ocupan de la suya! —afirma el Señor Todopoderoso—. Por eso, por culpa de ustedes los cielos retuvieron el rocío y la tierra se negó a dar sus productos. Yo hice venir una sequía sobre los campos y las montañas, sobre el trigo y el vino nuevo, sobre el aceite fresco y el fruto de la tierra, sobre los animales y los hombres, y sobre toda la obra de sus manos. Zorobabel hijo de Salatiel, el sumo sacerdote Josué hijo de Josadac y todo el resto del pueblo obedecieron al Señor su Dios. Acataron las palabras del profeta Hageo, a quien el Señor su Dios había enviado. Y el pueblo sintió temor en la presencia del Señor. Entonces Hageo su mensajero comunicó al pueblo el mensaje del Señor: «Yo estoy con ustedes. Yo, el Señor, lo afirmo». Y el Señor inquietó de tal manera a Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y al sumo sacerdote Josué hijo de Josadac, y a todo el resto del pueblo, que vinieron y empezaron a trabajar en la casa de su Dios, el Señor Todopoderoso. Era el día veinticuatro del mes sexto del segundo año del rey Darío.

Hay un restablecimiento de un temor santo y honor reverencial para el Señor y la posición en la que ha colocado a cada persona en Su Iglesia. No hay nadie mayor que otro. Todos queremos ser enviados, pero evitamos la purificación requerida para poder caminar hacia ello.

Isaías 6: 6-8 NVI En ese momento voló hacia mí uno de los serafines. Traía en la mano una brasa que, con unas tenazas, había tomado del altar. Con ella me tocó los labios y me dijo: Mira, esto ha tocado tus labios; tu maldad ha sido borrada, y tu pecado, perdonado. Entonces oí la voz del Señor que decía: —¿A quién enviaré? ¿Quién irá por nosotros? Y respondí: —Aquí estoy. ¡Envíame a mí!

UN LLAMADO DEL SEÑOR A LA QUIETUD

El Señor dice: “¿Por qué evitas la quietud a la que te estoy llamando? ¿Tienes miedo de perder lo que tienes? ¿Tienes miedo de perder el impulso por el cual te has estado moviendo? ¿Por qué tienes miedo de perder lo que te di? ¿Por qué te aferras a esas cosas en lugar de aferrarte a Mí? Confía en Mí. Confía en Mi Palabra porque TODAS las cosas buenas vienen de Mí. Deja de aferrarte a la bondad pasada, ¡Déjate llevar y busca las cosas nuevas que Yo tengo para ti! Encuentra Mi fuego. Déjame marcarte y prepararte para este nuevo año. Camina hacia Mi fuego, mi fuego purificador que te fortalecerá, cambiará y provocará manifestaciones de las que solo has tenido pensamientos. Yo estoy derramando Mi Espíritu sobre toda carne, mi gloria fluirá, ¡PREPARATE PARA RECIBIR! Cuando te preparas para algo, te tomas el tiempo para prepararte. Te pido que te prepares, en quietud, para que recibas más de lo que Yo tengo para ti “.

EL LUGAR DE RENDICION

En la historia de Abraham, él confió en Dios. Él tenía una gran relación con él, pero, aun así, Dios lo probó. Esta prueba demostró cuán firmemente Abraham se aferraría a la tan esperada promesa que ahora tenía. También demostró cuánto confiaba en Dios y en su bondad. Cuando sueltas, hay un lugar de rendición que se convierte en una plataforma de lanzamiento. Suelta, deja que lleguen los fuegos purificadores, y prepárate para este nuevo momento al que el Señor nos está llevando.

Génesis 17: 1-2 NTV Cuando Abram tenía noventa y nueve años, se le apareció el Señor y le dijo: —Yo soy el Dios Todopoderoso. Vive como a mí me agrada, siéndome completamente fiel. Si haces esto, yo confirmaré el pacto entre tú y yo, y multiplicaré en gran número a tus descendientes.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario