ESTAS UNGIDO PARA LA VICTORIA

David se hacía cada vez más poderoso, porque el Señor Dios de los Ejércitos Celestiales estaba con él. 2 Samuel 5:10

Mientras salíamos de octubre y entrábamos a noviembre, se produjo un cambio en el reino del espíritu. Donde hubo bloqueos, límites, puertas y espacios cerrados, esas cosas están empezando a abrirse. Vi en el reino del espíritu que se abría una ventana de avance, y escuché al Señor decir: ¡ES TIEMPO DE AVANZAR! Muchos han estado en intensas oleadas de guerra espiritual, pero la marea está cambiando. A principios de octubre, había lanzado una palabra sobre el cambio de marea en los próximos 30 días. Allí donde el impulso de las oleadas de guerra llegó para alcanzarte, está cambiando a tu favor para subirte a la ola hasta que esta se rompa, lo que te llevara a un nuevo lugar en Dios. Hemos entrado en el nuevo año hebreo 5779 y pronto entraremos en 2019, 9 es el número de la plenitud y nacimiento. ¡Estás rompiendo en plenitud!

Recientemente, el Señor me resaltaba el número 5 en secuencias de 5, 55, 555. Creo que el Señor está enfatizando Su gracia empoderadora para esta temporada. Zacarías 4: 6 dice: “No por el poder ni por la fuerza, sino por mi Espíritu” —dice el Señor de los ejércitos” El Señor está aumentando Su gracia sobre ti en esta temporada, lo que te hará avanzar y salir adelante donde antes no podías. ¡Has sido ungido para vencer! La presión de la guerra que vino contra ti, ha estado produciendo la unción que necesitas para la nueva temporada en la que estás entrando.

En 2 Samuel Capitulo 5 se habla de David tomando su lugar para reinar sobre todo Israel. Hubo un lapso de tiempo entre el momento en que David fue ungido rey cuando era niño, hasta que realmente tomó su lugar a los 30 años, al igual que Jesús comenzó su ministerio a los 30 años. Todos aquellos que han sido ungidos y nombrados están saliendo de los lugares donde han estado escondidos, y están tomando sus posiciones en primera línea. Como David, el Señor te está estableciendo y ampliando tu jurisdicción.

2 Samuel 5: 10-12 David se hacía cada vez más poderoso, porque el Señor Dios de los Ejércitos Celestiales estaba con él. Luego Hiram, rey de Tiro, envió mensajeros a David, junto con madera de cedro, así como carpinteros y canteros, quienes construyeron un palacio para David. Entonces David se dio cuenta de que el Señor lo había confirmado como rey de Israel y que había bendecido su reino por amor a su pueblo Israel.

Dios te ha estado incrementando no solo por ti, sino también por Su nombre, y para traer liberación a los demás. Antes de que fueras nombrado en la tierra, tu nombre ya era conocido en el cielo.

2 Samuel 5: 17-18 Cuando los filisteos se enteraron de que David había sido ungido rey de Israel, movilizaron todas sus fuerzas para capturarlo; pero le avisaron a David que venían, así que entró en la fortaleza. Los filisteos llegaron y se desplegaron por todo el valle de Refaim.

Dice que los filisteos oyeron que David había sido ungido. La razón por la que has estado enfrentando la guerra en la que estás, es porque el enemigo escuchó que te habían ungido para tomar tu posición. Tan pronto como el enemigo escuchó que David estaba ungido, llegaron a la batalla. Al igual que David había estado expandiendo su influencia, el enemigo trató de extenderse e igualar la influencia de David, pero no pudo. David fue agresivo en su guerra y no retrocedió. Tomó la lucha contra el enemigo. A veces nos enfrentamos a la derrota porque, nos mantenemos a la defensiva en lugar de la ofensiva.

En el hebreo el valle de Refaim es “rapha”, significa tribu de gigantes. David había matado a Goliat, pero era hora de acabar con el resto de los gigantes en la tierra. Has sido ungido para tu guerra. Mientras Dios aumenta tu autoridad debes tratar con los otros “gigantes” en tu tierra.

2 Samuel 5:19 19 Entonces David le preguntó al Señor: —¿Debo salir a pelear contra los filisteos? ¿Los entregarás en mis manos? El Señor le contestó a David: —Sí, adelante. Te aseguro que te los entregaré.

Porque muchos de ustedes en este tiempo, han estado preguntándole al Señor: “¿Qué debo hacer?”. Escucho al Señor decir: “¡Es hora de subir y tomar su tierra!” El Padre está liberando la gracia para que avancen y se abran paso mientras derriban a los gigantes. A veces esperamos que Dios chasquee los dedos y se acabe. Pero no es así como funciona. Nos asociamos con el Señor para la victoria. David subió a la batalla y el Señor lo ayudo y lo hizo salir victorioso.

2 Samuel 5:20 Entonces David fue a Baal-perazim y allí derrotó a los filisteos. «¡El Señor lo hizo! —exclamó David—. ¡Él irrumpió en medio de mis enemigos como una violenta inundación!». Así que llamó a ese lugar Baal-perazim que significa «el Señor que irrumpe».

¡ESTAS UNGIDO PARA LA VICTORIA! ¡Los lugares donde te has sentido atrapado o encajonado por el enemigo, se están abriendo en el nombre de Jesús! Como el Señor le dijo a David, es hora de ir y derrotar a los gigantes de tu valle, y ver a Dios obrar a tu favor. Yo profetizo que donde las aguas se han mantenido en tu vida, estallarán moviendo y eliminando cada impedimento que ha afectado el fluir de Dios en tu vida. ¡Yo profetizo que estarás irrumpiendo y avanzando en esta temporada! ( Madeline James)

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario