¿ESTA ABRUMADO TU CORAZON?

Oye, oh Dios, mi clamor; atiende a mi oración. Desde los confines de la tierra te invoco, cuando mi corazón desmaya. Condúceme a la roca que es más alta que yo. Porque tú has sido refugio para mí, torre fuerte frente al enemigo. Que more yo en tu tienda para siempre; y me abrigue en el refugio de tus alas. Salmos 61:1-4

Ciertamente ha sido una temporada intensa de pruebas para muchos, incluyéndome a mí. Parece que cuando apenas hemos logrado vencer un desafío, ya estamos recibiendo otro que es aún más difícil que el anterior. Sin embargo, escuché al … Continuar leyendo