¿ESTA ABRUMADO TU CORAZON?

Oye, oh Dios, mi clamor; atiende a mi oración. Desde los confines de la tierra te invoco, cuando mi corazón desmaya. Condúceme a la roca que es más alta que yo. Porque tú has sido refugio para mí, torre fuerte frente al enemigo. Que more yo en tu tienda para siempre; y me abrigue en el refugio de tus alas. Salmos 61:1-4

Ciertamente ha sido una temporada intensa de pruebas para muchos, incluyéndome a mí. Parece que cuando apenas hemos logrado vencer un desafío, ya estamos recibiendo otro que es aún más difícil que el anterior. Sin embargo, escuché al Señor decir: “¡Amado, Yo no te he dejado!  Yo sigo aquí a tu lado, incluso te lo he dicho en Mi Palabra, “Algunas amistades se rompen fácilmente, pero hay amigos más fieles que un hermano (Proverbios 18:24). Se por lo que estás pasando en este momento, pero Yo convertiré tu valle de lágrimas en un lugar de manantiales (Salmos 84: 6). Has soportado mucho llanto y angustia, pero Yo Soy el Dios que convierte el luto en alegría.  Sé que te sientes como si te hubieran golpeado de cada lado y que estás cansado(a) de la batalla, pero Mi precioso hijo(a), tú no has perdido tu corazón. Mírame, acércate a Mí. No te dejaré. Yo estoy trabajando, incluso a través de las pruebas en las que te encuentras ahora. Una vez más, Yo te aseguro que saldrás de esta.  Yo no desperdicio nada; tomaré las mismas cenizas a tu alrededor y las convertiré en belleza, observa y mira. ¡Permite que resurja la esperanza! La primavera llegará, pruébame y verás que Yo Soy bueno contigo. No me he ido tal como te lo prometí en Mi Palabra y nunca te dejaré ni te desampararé. Estaré contigo hasta el fin de los tiempos. Tu eres Mío(a) dice el Señor. (Angie Stolba)

Salmos 84:5-7 ¡Cuán felices son los que hallan fuerzas en ti, los que ponen su corazón en tus caminos! Cuando cruzan por el valle de las lágrimas, cambian su aridez en un manantial al llenar la lluvia los estanques. Van de victoria en victoria, hasta llegar a verte, oh Dios, en Sión.

Cuando tu corazón esté abrumado, Mi Espíritu te llevará de regreso a la Roca que es más alta que tú. Él te llevará de regreso a tu primer amor. Has vagado por el desierto por un tiempo. El enemigo ha tratado de abrumarte con temor. La desesperanza ha intentado abrumar tu alma. El miedo ha hecho que apartes tu mirada de Mí. Estarás bien, hijo(a) Mío(a). No llores, Abba Padre está aquí. Yo Soy la Roca sobre la que estás parado. A través de las montañas y los valles de la Vida, Yo Soy el que se une a ti más que un hermano. Yo Sostengo tu mano en la mía. Yo haré un camino donde no lo hay. Yo estoy abriendo tus ojos para que me veas. Para que veas a Aquel que es más alto que cualquier problema que puedas estar enfrentando. Te mostraré Mi Gloria. Escúchame llamándote, Mi amado(a). No estás solo(a). Es la voz de tu Amado. He aquí, Él viene saltando sobre los montes, saltando sobre las colinas. ¡No temas! Cuando te sientas abrumado(a), Yo te abrumaré con Mi Amor. Te abrumaré con Mi paz. Te abrumaré con Mi Gloria. Saldrás del desierto, apoyándote en tu Amado, brillando, y tu corazón se derramará de deleite.

Romanos 8:15 Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud para volver otra vez al temor, sino que habéis recibido un espíritu de adopción como hijos, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!

Isaías 43:1-2 Mas ahora, así dice el Señor tu Creador, oh Jacob, y el que te formó, oh Israel: No temas, porque yo te he redimido, te he llamado por tu nombre; mío eres tú. Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo, y si por los ríos, no te anegarán; cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama te abrasará.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario