EN 2019 ABRAZA LO NUEVO

Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. Apocalipsis 21:5

Mientras el año 2019 se acerca, el Señor continúa hablándome sobre la preparación para recibir lo NUEVO. Lo llamamos Año Nuevo y creo que esas palabras serán más ciertas de lo habitual, ya que 2019 está posicionado para ser un año para ver manifestarse lo “ASOMBROSAMENTE NUEVO”.

Hemos estado en una temporada de preparación para ubicarnos para recibir lo que el Padre está derramando. Hemos escuchado o recibido repetidas palabras proféticas sobre el avance, pero muchos han experimentado cosas que parecen ser algo más que un avance. En muchos casos, el proceso de avance no se parece a lo que esperábamos. Nos enfocamos en el resultado final, pero Dios usualmente se enfoca en el “PROCESO”. Incluso la palabra “AVANCE” sugiere un proceso algo violento, ya que comienza con la palabra “ROMPIMIENTO”. ¡Algo tiene que romperse para que puedas avanzar!

1 Pedro 1:6-7 Esto es para ustedes motivo de gran alegría, a pesar de que hasta ahora han tenido que sufrir diversas pruebas por un tiempo. El oro, aunque perecedero, se acrisola al fuego. Así también la fe de ustedes, que vale mucho más que el oro, al ser acrisolada por las pruebas demostrará que es digna de aprobación, gloria y honor cuando Jesucristo se revele.

Los avances pueden manifestarse de manera sobrenatural, pero muchas veces es un trabajo duro y un proceso paso a paso. Nuestra obediencia y cooperación con el Espíritu de Dios es una parte esencial para un gran avance. En mi propia vida, hubo momentos en los que me “ESTANQUE” y me preguntaba por qué las cosas no avanzaban para mí. Muchas veces, después de la oración y la guía del Espíritu Santo, descubrí que era porque había dejado caer la pelota con las simples instrucciones que me había dado. Dios es increíblemente amoroso y paciente con nosotros, pero nuestro proceso no avanzará si no estamos dispuestos a seguir los sencillos pasos de OBEDIENCIA que Él nos da.

1 Pedro 1:13-16 Por eso, dispónganse para actuar con inteligencia; tengan dominio propio; pongan su esperanza completamente en la gracia que se les dará cuando se revele Jesucristo. Como hijos obedientes, no se amolden a los malos deseos que tenían antes, cuando vivían en la ignorancia. Más bien, sean ustedes santos en todo lo que hagan, como también es santo quien los llamó; pues está escrito: «Sean santos, porque yo soy santo»

DEJA LO VIEJO Y ENTRA EN LO NUEVO

Hay un proceso importante para “DEJAR ATRAS” que experimentaremos, para prepararnos para abrazar lo nuevo. Sin saberlo, podemos aferrarnos a lo viejo cuando Dios puede estar diciendo: “Es hora de dejar ir lo viejo para que Yo pueda darte lo nuevo”.

Isaías 43:18-19 Olviden las cosas de antaño; ya no vivan en el pasado. ¡Voy a hacer algo nuevo! Ya está sucediendo, ¿no se dan cuenta? Estoy abriendo un camino en el desierto, y ríos en lugares desolados.

Como madre, hubo momentos en que quería darle algo bueno a uno de mis hijos, pero no podía hacerlo hasta que dejaran lo que tenían. A veces es así en nuestro viaje con Dios. Tenemos hambre y anhelo por lo nuevo, y todo el tiempo Dios está esperando que dejemos de lado lo viejo para que podamos aprovechar lo nuevo.

Este un tiempo para sacudirse el sudario de la tumba de la temporada pasada y emerger a lo nuevo que Dios ha planeado. Dios está reemplazando los sistemas operativos antiguos con sistemas operativos completamente nuevos. Quiere actualizar nuestro software mental actual para que podamos estar preparados para ejecutar cuando se instale el nuevo sistema operativo. Las cosas están cambiando y cambiando tan rápidamente que será evidente cuando intentemos funcionar con el software antiguo. ¡Simplemente no funcionará!

Jesús habló de algo muy similar en Marcos 2: 21-22: “Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; de otra manera, el mismo remiendo nuevo tira de lo viejo, y se hace peor la rotura. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de otra manera, el vino nuevo rompe los odres, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar”. Dios comenzó a hablarme de VINO NUEVO hace varios meses. Hay un proceso de preparación cuando estamos esperando vino nuevo.

ES TIEMPO DE PREPARAR LOS ODRES NUEVOS

“NUEVO” será un tema para el año venidero, porque habrá muchas cosas que nunca hemos visto, oído o imaginado a medida que los días se desarrollan y revelan Su gloria. Yo creo que habrá nuevos inventos, nuevos descubrimientos y nuevos libros en el horizonte. Y así igual de emocionante, habrá nuevos avances en sanidades, milagros y salvaciones. Entonces, digamos “SÍ” a los planes de Su corazón.

Padre: Abandonamos nuestras viejas formas de pensar y viejas formas de hacer y abrazamos lo NUEVO que estás derramando. Danos oídos para escuchar y corazones que sean rápidos para obedecer y abrazar el NUEVO VINO. (Sylvia Neusch)

Romanos 12:2 No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario