DIOS TIENE LA ULTIMA PALABRA

Bendito sea el Señor, Dios de Israel, porque ha venido a ayudar a su pueblo y a liberarlo. Lucas 1:68

Es posible que en este momento te sientas desanimado, desesperado y con deseos de rendirte. Tu postura de ESTAR FIRME es necesaria ahora. La oposición solo te hará más fuerte. Deja de quejarte y comienza a confesar con FE las promesas escritas en Su Palabra. Aunque no hayas visto el cumplimiento de lo que Dios te prometió, Dios no ha terminado contigo. No des marcha atrás, echa fuera el temor, la duda, la incertidumbre porque Su Palabra dice: “Porque por el amor y la compasión de Dios, nos mandará del cielo un nuevo día. Iluminará a los que viven en la oscuridad atemorizados por la muerte. Su luz guiará nuestros pasos hacia el camino que lleva a la paz” (Lucas 1:78-79).

Este es un tiempo para ser SABIOS y no NECIOS. (Efesios 5:15) debemos ser persistentes en nuestras oraciones e implacables en nuestra búsqueda de Dios. Las bendiciones vendrán y no dependen de nuestros sentimientos o percepciones. Nuestra fe no descansa en nuestras circunstancias actuales o en lo que otras personas pueden hacer por nosotros. Nuestra fe descansa en Jesucristo que nos ama y nos dará la victoria total (Romanos 8:37). El siempre tendrá la última palabra y sus planes y propósitos siempre prevalecerán si nunca nos damos por vencidos.

El Señor dice:

“Si ustedes verdaderamente desean estar conectados a Mi en este tiempo, deben pelear la buena batalla de fe. El enemigo ha venido a robarles Mis promesas; no se lo permitan. Rechacen sus mentiras, y establézcanse en Mi verdad. Fijen su mirada en Mí, dice el Señor. Todo lo que está en el mundo, alrededor de ustedes, está diseñado para distraerlos y destruirlos. Su vitalidad espiritual vendrá de establecer primordialmente su relación Conmigo. Entonces, podrán ocuparse de los asuntos de la vida con sabiduría y el poder del Espíritu Santo”. (Bill y Marsha Burns)

Hebreos 10:35-39 Así que no pierdan la confianza, porque esta será grandemente recompensada. Ustedes necesitan perseverar para que, después de haber cumplido la voluntad de Dios, reciban lo que él ha prometido. Pues dentro de muy poco tiempo, el que ha de venir vendrá, y no tardará. Pero mi justo vivirá por la fe. Y, si se vuelve atrás, no será de mi agrado. Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse, sino de los que tienen fe y preservan su vida.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario