ENTRA EN TU LUGAR ESPACIOSO

Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitará las ciudades asoladas. Isaías 54:3

Las lecciones que aprendemos en medio de los desiertos, son parte de nuestra historia en nuestro caminar con Dios. Quizás hoy necesites recobrar la fe a través de la historia de Isaac. Si sientes que tus pozos fueron cegados, Dios tiene un “REHOBOT” para ti.

Todos experimentamos obstáculos en el camino hacia el cumplimiento de nuestras promesas. Isaac cavó los pozos de agua que los filisteos habían cegado después de la muerte de su padre, encontrando “AGUA VIVA”, pero, los pastores de Gerar contendieron con él, por lo cual llamó al primer pozo ESEK que significa “riña, contienda o lucha” al segundo pozo lo llamó SITNA que significa “acusación y enemistad”. Este tipo de situaciones roba el gozo, la paz y el agua viva se convierte en agua amarga. Son lugares difíciles en donde nos sentimos tentados a renunciar. Pero la lección aquí es simple: debemos seguir caminando por fe, incluso cuando nos sentimos atrapados en el territorio filisteo. La palabra FILISTEO viene de una raíz que es “Palash” que significa: Revolcarse en el polvo – derribar a alguien al suelo, Derribar a alguien y maltratarlo, pisotearlo.

Santiago 1:12 TPT ¡Si tu fe sigue siendo fuerte, aun cuando estés rodeado de las dificultades de la vida, continuarás experimentando las bendiciones indecibles de Dios! ¡La verdadera felicidad viene cuando pasas la prueba con fe y recibes la corona victoriosa de la vida, prometida a cada amante de Dios!

Cuando caminamos por fe, creyendo que nadie puede robar nuestra bendición, nos levantamos y avanzamos sin quejas ni lamentos. Isaac se trasladó a otro lugar y cavó otro pozo y se terminaron las riñas y las enemistades, por tal razón, llamó a ese pozo REHOBOT que significa: Lugar amplio y espacioso y dijo: Al fin el Señor ha hecho un lugar para nosotros y prosperaremos en la tierra.

Génesis 26:23-25 De allí subió a Beerseba. Y el Señor se le apareció aquella misma noche, y le dijo: Yo soy el Dios de tu padre Abraham; no temas, porque yo estoy contigo. Y te bendeciré y multiplicaré tu descendencia, por amor de mi siervo Abraham. Y él construyó allí un altar e invocó el nombre del Señor y plantó allí su tienda; y allí abrieron los siervos de Isaac un pozo.

Puedes sentir ahora mismo como el enemigo ha devastado muchas cosas, en tu familia, tus finanzas, tu ministerio, tu salud. Y Dios te dice: “Yo tengo un REHOBOT para ti, una herencia de bendición que solo Yo te puedo dar. Si te has sentido en un lugar árido y seco, recibirás tal abundancia que nunca volverás a tener sed. Yo deseo derramar en tu vida más de lo que puedes imaginar. Tus pozos se desbordarán. Yo tengo abundancia de agua dulce. No bebas el agua estancada del pasado, sino ven y recibe agua fresca y viva.

La promesa que Dios le dio a Abraham, Isaac y Jacob se manifestó en Rehobot. El Señor hizo un lugar amplio para ellos y comenzaron a ser fructíferos. Este es un año para caminar en el Espíritu, bendecir a quienes te han hecho daño y avanzar, porque tu obediencia y tu fe derramarán una unción de Rehobot que te hará ver la bendición de Abraham, Isaac y Jacob.

Gálatas 3:9 Así que todos los que ponen su fe en Cristo participan de la misma bendición que recibió Abraham por causa de su fe

Hellen Calder publicó esta palabra para el año 2019: “¡Es tiempo de soltar el pasado! Dios tiene nuevos pozos de reabastecimiento, favor y provisión para que los descubras. 2019 es un año en el que sabrás y dirás: “DIOS ME HA HECHO ESPACIO AQUI”. Él te abrirá nuevos pozos de oportunidades y provisión. Mientras comienza el año 2019, perdona y bendice a los que te han herido. Libérate de la crueldad de aquellos que no han creído en ti. Declara: “¡Dios mío, Tu eres más que suficiente para mí! ¡Tú eres mi Padre y Tú también eres Juez justo! Te pido que te muevas en mi nombre. Te alabo ahora, porque sé que estás trabajando en mi nombre para traer restauración”.

Salmos 18:17-21 Me libró de mi poderoso enemigo, y de los que me aborrecían, pues eran más fuertes que yo. Se enfrentaron a mí el día de mi infortunio, mas el Señor fue mi sostén. También me sacó a un lugar espacioso; me rescató, porque se complació en mí. El Señor me ha premiado conforme a mi justicia; conforme a la pureza de mis manos me ha recompensado. Porque he guardado los caminos del Señor y no me he apartado impíamente de mi Dios.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

.

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario