TIEMPO DE UNA LIMPIEZA PROFUNDA

El Señor me mostró una hermosa casa muy bien cuidada en el exterior con jardines elaborados de flores y plantas exóticas. Mientras yo caminaba en la puerta  del frente, la sala estaba elegantemente decorada. El comedor muy bien pulido con adornos de brillante cristal. La cocina también estaba impecable. Al final del pasillo el baño muy bien desinfectado y las habitaciones estaban ordenadas y elegantes. Luego estaban los dormitorios de arriba que tenían las puertas cerradas y con llave. Estas habitaciones no eran accesibles porque el dueño no permitía que nadie entrara en ellas o incluso viera estas habitaciones porque Continuar leyendo