LIBEREMOS LAS AGUILAS PROFETICAS

Me gusta tanto cuando los elementos de la naturaleza captan mi atención y me hablan; la naturaleza escucha a Dios y luego nos lo revela a nosotros… ¡ME GUSTA MUCHO! A inicios de junio, mientras estaba en un viaje misionero, noté en Indiana que un águila calva estaba entrenando a su cría a volar. La observaba cuando ella bajaba su ala y soltaba al aguilucho, para recogerlo nuevamente y ascender, ascender y repetir la escena otra vez. Yo veía las copas de los árboles y me di cuenta de que no estaban muy lejos de su nido. La mamá águila Continuar leyendo