VUELVANSE A MI CON TODO SU CORAZON

Hagan todo esto, conscientes del tiempo en que vivimos y de que ya es hora de que despertemos del sueño. Porque nuestra salvación está más cerca de nosotros ahora que cuando creímos. La noche ha avanzado, y se acerca el día. Por tanto, desechemos las obras de las tinieblas, y revistámonos de las armas de la luz. Romanos 13:11-12

Hijas Mías, Hijos Míos, prepárense. El tiempo del gran cambio esta sobre ustedes. Será como ningún otro que jamás han conocido. Todos serán testigos y darán testimonio de ¡CUAN GRANDE ES SU DIOS!

He venido a libertar a los cautivos, a Continuar leyendo