CRUZANDO EL MAR ROJO

Porque el Señor nuestro Dios secó el río mientras nosotros lo cruzábamos, tal y como lo hizo con el Mar Rojo, que también lo secó delante de nosotros, hasta que lo cruzamos. Lo hizo así, para que todos los pueblos de la tierra sepan que la mano del Señor es poderosa, y para que ustedes honren siempre al Señor nuestro Dios. Josué 4:23-24

El Señor nos ha hablado de una PUERTA ABIERTA que debemos cruzar por la fe. Estamos en un tiempo de transición, los últimos años han sido duros y difíciles, de muchas pruebas. Dios nos ha pedido a Continuar leyendo