PREPARESE PARA DAR A LUZ SUS PROMESAS

En el Nuevo Testamento leemos acerca del ángel Gabriel se le apareció a María para decirle que iba a concebir y dar a luz un Hijo, y su nombre sería Jesús. La respuesta de María fue: “Aquí tienes a la sierva del Señor, contestó María. Que él haga conmigo como me has dicho” (Lucas 1:38).

El Espíritu Santo me está mostrando que aunque cada uno de nosotros tengamos una promesa de Dios, algunos están demasiado cansados a nivel espiritual y emocionalmente agotados. El tiempo de embarazarse de las promesas de Dios puede ser agotador y parecer demasiado largo, pero no Continuar leyendo