Viene algo hermoso

¡Qué precioso es tu amor inagotable, oh Dios! Todos los seres humanos encuentran refugio a la sombra de tus alas. Los alimentas con la abundancia de tu propia casa y les permites beber del río de tus delicias. Pues tú eres la fuente de vida, la luz con la que vemos. Salmo 36:9

Esta revelación que el Señor le dio a Garris Elkins es muy refrescante. En medio de la oscuridad en que podamos estar debemos declarar que los días que vivimos son poderosos, que son los tiempos de las más gloriosas manifestaciones del poder de Dios sobre las naciones Continuar leyendo