UN LUGAR DE AUTORIDAD Y PROTECCION

Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. 1 Juan 4:4

No nos desanimemos, la victoria es nuestra por adelantado. El grito de “no titubeen” ha salido del cielo. Nunca olvidemos que Dios ha prometido que “Ningún arma forjada contra nosotros prosperará” (Isaías 54:17) ¿Cómo actuar en esta promesa? Cuando echamos toda nuestra ansiedad sobre el Señor, tomemos autoridad y dejamos de preocuparnos, cuando nos esforcemos y nos regocijemos que ya sido ganada la victoria. Aférrate a tu fe con esta palabra profética de Continuar leyendo