TU BENDICION ESTA EN CAMINO

Cuando ese hombre se dio cuenta de que no podía vencer a Jacob, lo tocó en la coyuntura de la cadera, y ésta se le dislocó mientras luchaban. Entonces el hombre le dijo:—¡Suéltame, que ya está por amanecer!—¡No te soltaré hasta que me bendigas! —respondió Jacob. Génesis 32:25-26

 Aunque las circunstancias parezcan sin esperanza, el Señor ha estado hablándonos estos días de que recuperaremos lo perdido (Joel 2:25-27) a través de estos tiempos estratégicos en los cuales El ha enviado a sus ángeles a que peleen con nosotros en el campo del enemigo para recobrar lo perdido. Hemos enfrentado circunstancias … Continuar leyendo