TIEMPO DE USAR LA ESPADA DEL ESPIRITU

Olviden los pequeños comienzos, dice el Señor, porque estos son los días de Mi gloria. Los días de las cosas grandes y la culminación final de los tiempos por venir. Levántense ahora del polvo de la derrota y elévense como un águila. Reúnan sus armas porque Yo les enseñaré a sus dedos como hacer la guerra. El enemigo vendrá, pero él quedará asombrado con la fuerza de mis hijos porque él no se ha anticipado con su determinación, su compromiso y su fe en Mí para llevarlo a la victoria.

Yo soy el Señor de los Ejércitos, el Maestro de Continuar leyendo