NO DEBEMOS TEMER AL FUTURO, AL MENOS QUE OLVIDEMOS COMO DIOS NOS CONDUJO EN EL PASADO

Muchos de mis hijos se sienten desamparados en este momento, acongojados y  sin esperanza. No pueden moverse hacia delante y tampoco pueden voltearse y regresar. Hay obstáculos en sus vidas que no pueden vencer en sus propias fuerzas. Ellos Me han clamado una y otra vez, y sin embargo, siguen habiendo tropiezos.

Muchos están desesperados debido a que a causa de los obstáculos perderán el derramamiento de Mi gloria. No Mis amados, no es así porque vendré como fuego, Yo vendré como un viento fuerte y en un instante Yo los renovaré y transformaré. Caminarán como Jesús sobre la tierra.Continuar leyendo