¿QUE HACER MIENTRAS ESPERAMOS LAS PROMESAS DE DIOS?

“… los hijos han llegado hasta el punto de nacer, y la que da a luz no tiene fuerzas”. Isaías 37:3

Si aquella promesa de Dios no se ha cumplido todavía, no se deje llevar por el pánico, más bien…

QUÉDESE EN EL CAMINO PRINCIPAL

Salmo 16:11 dice: “Me mostrarás la senda de la vida…” En “El progreso del peregrino”, de John Bunyan, se dan claras instrucciones de mantenerse en el camino. ¿Por qué? A lo largo del sendero había leones, aunque estaban encadenados justo a suficiente distancia que si uno se mantenía en el camino no le podrían alcanzar. Continuar leyendo