SUMERGETE DE NUEVO EN SU RIO

Los afluentes del río alegran la ciudad de Dios, el santuario donde habita el Altísimo. Dios está en medio de la ciudad; por eso, la ciudad no será conmovida; ya en la mañana Dios le brinda su ayuda. Salmo 46:4-5

Por Jo Ellen Stevens

Algunos de ustedes llegaron a un lugar que nunca pensaron podrían alcanzar en su vida, y de hecho, por un tiempo pensaron que Dios ya había terminado con ustedes. Este era otro nivel en Dios para ustedes, pero ahora que llegaron a este lugar, están pasando por una temporada de sequía de nuevo; otro pasillo de Continuar leyendo