DANDO A DIOS EL CONTROL

Aunque la nube reposara sobre el santuario un par de días, un mes o más tiempo, los israelitas se quedaban en el campamento y no partían; pero cuando se levantaba, se ponían en marcha. Cuando el Señor así lo indicaba, los israelitas acampaban o se ponían en marcha. Así obedecían el mandamiento del Señor, según lo que el Señor les había dicho por medio de Moisés. Números 9:22-23

Este es un tiempo en el cual necesitamos toda la fuerza del Espíritu Santo. Adquiere la paz de Dios en tu corazón, para que puedas tener un testimonio del Espíritu Santo. Pídale … Continuar leyendo