NUNCA ESTARAS SOLO, DIOS CUIDA DE TI

El clamará a mí: Mi Padre eres tú, mi Dios y la roca de mi salvación. Yo también lo haré mi primogénito, el más excelso de los reyes de la tierra. Para siempre conservaré mi misericordia hacia él, y mi pacto le será confirmado. Así estableceré su descendencia para siempre, y su trono como los días de los cielos. Salmos 89:26-29

He estado teniendo una visión repetida del Padre levantándose de Su trono lleno de ira. Siempre viene acompañada del Salmo 78:65-66: “Pero despertó el Señor, como de un sueño, como guerrero que vuelve en sí del vino, y derrotó … Continuar leyendo