NUNCA OLVIDES DE DONDE DIOS TE SACO

»¡Cuidado! No vayas a olvidarte del Señor tu Dios, ni de cumplir sus mandamientos, sus decretos y sus estatutos, que hoy te ordeno cumplir. No vaya a ser que luego de que comas y te sacies, y edifiques buenas casas y las habites, y tus vacas y tus ovejas aumenten en número, y la plata y el oro se te multipliquen, y todo lo que tengas aumente, tu corazón se enorgullezca y te olvides del Señor tu Dios. Deuteronomio 8:11-14 RVC

“Ustedes han trabajado duro y han hecho bien, no retuvieron nada de Mi mano cuando Yo se los pedí, … Continuar leyendo