ENFOQUE DE ORACION AYUNO DE DANIEL – DIA 2

Cuando Daniel dijo “No comí manjar delicado ni entró en mi boca carne ni vino” (Daniel 10:3) Estaba dándole la espalda a los manjares de la mesa del rey para arrodillarse ante el banquete de la mesa del Rey de Reyes. Cuando nosotros hacemos esto, honramos a Dios, lo glorificamos y lo enaltecemos como nuestro deleite eterno. Y al hacerlo, nos satisfacemos porque estamos bebiendo del agua y del pan que trae vida.

Sin embargo, nosotros también debemos ser un deleite para Dios, y una de las maneras de hacerlo es a través de nuestra OBEDIENCIA.  A lo largo de … Continuar leyendo