CUANDO TE ENCUENTRAS CON EL FAVOR DE DIOS

Pueblo de Sion, pueblo que vive en Jerusalén, ya no tendrás motivos para llorar. Dios tendrá compasión de ti cuando oiga tu grito de auxilio. Tan pronto lo oiga, él te responderá. Puede que el Señor te dé pan de sufrimiento y agua de aflicción, pero tu Maestro ya no se mantendrá oculto; tus ojos lo verán. Cuando te desvíes a la izquierda o a la derecha, oirás una voz detrás de ti diciéndote: «Por ahí es el camino, sigue por él». Isaías 30:19-21 PDT

Recientemente el Señor estuvo hablándome de todos aquellos que han pasado a través de los … Continuar leyendo