!Cuidado león rugiente en el camino!

Sean prudentes y manténganse atentos, porque su enemigo es el diablo, y él anda como un león rugiente, buscando a quien devorar. Pero ustedes, manténganse firmes y háganle frente. 1 Pedro 5:8-9

Estamos en el umbral de un gran avance espiritual, pasando en este momento por un pasillo estrecho. Cuando nos encontramos en un lugar estrecho (similar al canal de parto en lo natural), el enemigo apuntará a nuestra fe hablando mentiras. El enemigo está frenéticamente tratando de detenernos, somos una amenaza para su invasión. Observen muy de cerca la intrusión en su vida, por medio de las circunstancias, la Continuar leyendo