PREPARENSE A GUERREAR POR LA RESTAURACION

En una visión esta mañana muy temprano, yo vi un campamento activo del ejército. Los camiones del ejército se movían y un tipo de preparación se llevaba a cabo. Al preguntarle al Señor acerca de esto, El dijo: “El ejército de Dios se está preparando para una guerra contra el campamento del enemigo”

Me levanté de mi cama y fui hacia el balcón pensando en lo que vi y lo que escuché, y entonces escuché el sonido de una trompeta en el espíritu, llamando a la guerra. Este es el tiempo de Dios para redimirnos, rescatarnos y salvarnos. Esto no es para que nosotros permanezcamos en algún modo de defensa, este es el tiempo para que nosotros nos movamos hacia el campamento del enemigo y tomemos todo lo que nos ha robado.

Yo escuché al Señor decir: “Ustedes han sido llamados a la guerra y ustedes saben quienes son, ¿están listos? Un llamado a la guerra ha sido emitido ya en su espíritu y han estado esperando por Mi tiempo oportuno. Mis ángeles están sonando el cuerno ahora, Mi ejército, ¡este es el tiempo! este es el momento y Yo se que ustedes están listos”

Pongan su corazón con la seguridad de que saben que Yo estoy en medio de ustedes y que caminarán bajo la dirección de Mis órdenes. Yo estoy con ustedes como una luz en la noche y una nube sobre sus cabezas durante el día. Pongan todo su corazón y su fuerza en esta tarea porque la victoria les ha sido otorgada. Es un hecho que sus hermanos y hermanas han sido atormentados con el cautiverio del enemigo por mucho tiempo, pero este es un tiempo de restauración, liberación y redención. ¡Mi ejército, están listos!

Vayan con Mi fuerza, vayan con Mi poder, vayan con Mi Espíritu  y vean con sus ojos la salvación de Su Dios en sus manos. Preparen los lugares ahora mismo porque los traeré de vuelta con ustedes porque son muchos, ¡miles de miles! Es tanta la riqueza que saldrá de esta guerra, no es solo de almas, es mucho más”

Ezequiel 39:25 Por tanto, así ha dicho Jehová el Señor: Ahora volveré la cautividad de Jacob, y tendré misericordia de toda la casa de Israel, y me mostraré celoso por mi santo nombre.

Salmo 144:1 Bendito sea Jehová, mi roca, quien adiestra mis manos para la batalla, y mis dedos para la guerra;

Efesios 6:10 -17 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.

Maryam Ziadat

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario