VIENE ACEITE FRESCO…NO TE RINDAS

Jesús narró una parábola acerca de diez vírgenes.  Cinco de ellas fueron prudentes y guardaron aceite en sus lámparas y las otras cinco fueron insensatas porque no llenaron continuamente sus lámparas con aceite cada vez que se les acababa.  Estaban cansadas de esperar que el novio viniera. 

El aceite es una metáfora del Espíritu Santo.  Muchos cristianos están cansados de esperar porque no sienten el mover de Dios en sus vidas.  Han estado esperando la visitación de Dios una y otra vez sin experimentarla.  Algunos incluso han sentido como si la Gloria de Dios se ha apartado (Ichabod) de sus vidas.  Jesús quiere que sepas que Él no te ha dejado y él anhela derramar Su aceite fresco en tu vida.

El Señor te dice:

Ven hacia Mí y derramaré Mi gloria una vez más.  Yo ungiré esas áreas con mi aceite fresco.  Permíteme refrescar aquello que se ha secado y quebrado.  Permíteme soplar y resucitar aquellas cosas en tu vida que han muerto.  No te desanimes porque estas cosas vendrán a la vida en cuanto yo ponga mi unción sobre ellas. Yo repondré aquellas áreas que han sido secadas y desoladas y refrescaré las áreas que han sido estériles.  Hecha fuera el peso del desánimo. Ten por seguro que me moveré de nuevo de una manera poderosa en medio de tuyo.  Este período de sequía cesará y mi gloria traerá frescura sobre ustedes, y limpiará todas sus  cargas. Derramaré revelación en tus tiempos de estudio.

Has permanecido en Mi Palabra, creyendo por algo por mucho tiempo.  No te rindas ahora.  Has permanecido fiel  en tiempos difíciles, y te has mantenido firme a través de las pruebas de fuego.  No retrocedas porque estoy a la puerta.  No te desilusiones ni creas las mentiras del enemigo.  Regresarás mucho más fuerte de lo que fuiste.  Ríndete a Mí y déjame llenarte una vez más.  No tengas miedo de la oscuridad, porque seguramente verás Mi Gloria acelerarse más de lo que nunca has visto.  No te estanques, confía en Mí porque Yo haré lo que He prometido.  A medida que te sometas a Mí una vez más,  no sufrirás hambre espiritual, sino que rebosarás de aceite fresco dice el Señor.

Proverbios 21:20 Tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio; Mas el hombre insensato todo lo disipa.

Salmo 92:10 Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; Seré ungido con aceite fresco.

Mateo 25: 1-12 El reino de los cielos será entonces como diez jóvenes solteras que tomaron sus lámparas y salieron a recibir al novio. Cinco de ellas eran insensatas y cinco prudentes.  Las insensatas llevaron sus lámparas, pero no se abastecieron de aceite.  En cambio, las prudentes llevaron vasijas de aceite junto con sus lámparas.  Y como el novio tardaba en llegar, a todas les dio sueño y se durmieron.  A medianoche se oyó un grito: “¡Ahí viene el novio! ¡Salgan a recibirlo!”  Entonces todas las jóvenes se despertaron y se pusieron a preparar sus lámparas.  Las insensatas dijeron a las prudentes: “Dennos un poco de su aceite porque nuestras lámparas se están apagando.”  “No —respondieron éstas—, porque así no va a alcanzar ni para nosotras ni para ustedes. Es mejor que vayan a los que venden aceite, y compren para ustedes mismas.”  Pero mientras iban a comprar el aceite llegó el novio, y las jóvenes que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas. Y se cerró la puerta. Después llegaron también las otras. “¡Señor! ¡Señor! —suplicaban—. ¡Ábrenos la puerta!” “¡No, no las conozco!”, respondió él.

Elaine Tavolacci

 NOTA DE MAGIE

Esta palabra viene como aceite fresco a mi vida. Nunca estuve más convencida de la manera en la cual Dios está trabajando en la vida de cada uno de nosotros. Nos ha llevado a morir a nosotros mismos, pues si el grano no cae a tierra y muere no puede llevar fruto. (Juan 12:24)

Luis Palau dice: “Cada vez que mi voluntad se cruza o contrapone con la voluntad revelada de Dios y yo elijo obedecer a Dios, aunque humanamente me desagrade, me duela o me perjudique, el grano de trigo cae a tierra y muere. Es la muerte a los intereses personales, al prestigio de este mundo, a los planes y proyectos propios. Es poder confesar con el Apóstol Pablo:Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí” Gálatas 2:20”

Las circunstancias que nos causan dolor hacen que nos desenfoquemos y perdamos de vista las bendiciones de Dios para nosotros. Estuve clamando por lo nuevo, he anhelado un nuevo nivel espiritual, y Dios me respondió con una sola palabra: ¡DESPOJATE! Había caído en momentos de desesperación a causa de no ver mis expectativas espirituales cumplidas, eso trajo tristeza, desánimo y quizás hasta me desconecté del destino que Dios marco para mi vida. A veces sentimos que el cumplimiento de ese destino está tan cerca pero viene algo o alguien que nos desilusiona y entonces mengua nuestra fe.

Comencé a rendir todo, a buscar con desesperación el rostro de Dios en oración y adoración. Renuncié a la desilusión que llevaba en el corazón y perdoné a quienes me ofendieron y defraudaron. Estoy convencida que hubo un rompimiento, he sentido la presencia de Dios de una manera nueva, se que El está derramando ese aceite nuevo en mi, así que me mantengo firme y fiel a la visión celestial para mi vida, mi ministerio y mi familia, porque el tiempo de la manifestación está cerca. Puedo declarar con toda confianza: “Pero tú aumentarás mis fuerzas como las del búfalo; Seré ungido con aceite fresco”

Romanos 8:14-17 Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Y ustedes no recibieron un espíritu que de nuevo los esclavice al miedo, sino el Espíritu que los adopta como hijos y les permite clamar: «¡Abba! ¡Padre!» El Espíritu mismo le asegura a nuestro espíritu que somos hijos de Dios. Y si somos hijos, somos herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, pues si ahora sufrimos con él, también tendremos parte con él en su gloria.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario