UNA NOVIA SIN MANCHA NI ARRUGA

Porque yo estoy quitando la ropa sucia de Mi pueblo, como lo hice con Mi siervo Josué, porque Yo estoy limpiando la iniquidad de los que han clamado por el cambio y han llevado la vergüenza de los errores del pasado. Ya no voy a permitir que el enemigo los acuse y los obstaculice, porque Yo estoy cubriéndolos con ropa nueva.

Ustedes ya no se sentirán incapaces, inútiles e incluso insuficientes. Conforme reciben su ropa nueva, ustedes recibirán Mi paz, y sus nuevas órdenes, así que el mandato para el avance del Reino saldrá y encontrarán su verdadero propósito, dice el Señor. Ustedes deben salir y reunir a mis hijos e hijas y llevarlas hacia Mí. Porque la restauración restaurará a otros, los benditos bendecirán a otros, y el sanado sanará a otros. Porque Yo estoy trayendo la restauración de regreso al lugar original en el que por primera vez los llamé.

Zacarías 3:3-4 Josué estaba vestido con ropas sucias en presencia del ángel. Así que el ángel les dijo a los que estaban allí, dispuestos a servirle: « ¡Quítenle las ropas sucias!» Y a Josué le dijo: «Como puedes ver, ya te he liberado de tu culpa, y ahora voy a vestirte con ropas espléndidas.»

Phyllis Ford

…para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra, para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable. Efesios 5:26-27

PLANCHAR LAS ARRUGAS

¿Alguno de ustedes siente como si ha sido colocado en la tabla de planchar personal de Dios y el calor del hierro se ha estado moviendo a través de su vida para quitar las arrugas? ¡Si es así, usted no está solo! Yo personalmente nunca había estado tan consciente de las manchas y las arrugas en mi vida como lo he estado en los últimos seis meses. Aunque esto puede ser desconcertante a veces, la buena noticia es que los “apremiantes de nuestra vida” son un acto soberano de Dios, no un trabajo de nuestra carne o fortaleza personal. Es también la confirmación de que formamos parte de su amada Novia que se está preparando para él.

Parece como si Dios hubiese tomado una botella de “Shout” (quitamanchas) en una mano y un hierro caliente en la otra y ha venido aplicando tanto a todos los ámbitos de nuestras vidas y corazones. Pero, al igual que el comercial para remover manchas dice, en efecto, el Señor quiere eliminar todas las manchas de nuestra vida y “fuera manchas”. Aunque se trata de un esfuerzo conjunto entre Dios y su Novia, todavía es un trabajo soberano de Su gracia. Es todo acerca de su clamor y nuestra rendición, Su autoridad y nuestra sumisión, y acerca de Su gracia y nuestra dependencia. No es un grito de amarga ira, sino una ira santa contra todo lo que ha mantenido a su Novia alejada. El está gritando sobre nuestras vidas, ¡Ella es mía y no tendrá dioses ajenos delante de mí!

UN TIEMPO DE PREPARACION

Nuestro Dios está preparando a Su iglesia para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable (Efesios 5:27). Aunque hemos anhelado ser limpios y santos, a menudo hemos tratado de prepararnos en nuestras propias fuerzas. Dios ha estado desnudando todas las máscaras de santidad y los disfraces de religión fuera de Su Novia. El está tratando con lo interno y eterno – su corazón. Es como si todos nuestros odres viejos han estallado y estamos siendo preparados para el odre nuevo, pero para el odre viejo, ha sido un tiempo de desnudez y exposición.

Hay varias opciones que podemos tomar en este momento de desnudez – correr, escondernos, o encontrar con que cubrirnos como Adán y Eva lo hicieron en el jardín. O bien, podemos estar desnudos delante de Dios en absoluta dependencia de su misericordia y gracia y permitirle lavarnos y limpiarnos de toda nuestra suciedad. Podemos escoger coser juntos un delantal de hojas de higo o podemos venir y permitir libremente que la gracia que Cristo nos da nos revista para quitar nuestra vergüenza.

Este proceso no es motivo de vergüenza, sino que nos hace libres de la vergüenza que hemos escondido bajo estas máscaras que llevamos. Es importante comprender que con cada trabajo profundo del Espíritu también hay una gran batalla que se sostiene con ello. Durante este tiempo de preparación de lo viejo a lo nuevo (que implica la exposición de todo lo que no está cubierto por la gracia), el enemigo ha tratado de amortajar al pueblo de Dios con un pesado peso de culpa y vergüenza. Dios, en su gran sabiduría, ha venido a nosotros a lavarnos con agua pura y la verdad de Su palabra.

Nosotros gritamos como David en el Salmo 42: 1-2. “Cual ciervo jadeante en busca del agua, así te busca, oh Dios, todo mi ser. Tengo sed de Dios, del Dios de la vida. ¿Cuándo podré presentarme ante Dios?

Dios anhela que nosotros estemos cara a cara ante El, vestidos solamente con la justicia de Cristo. El no quiere que nosotros vengamos con una cubierta de vergüenza oculta. El está dispuesto a cubrir nuestra vergüenza y quitar nuestra iniquidad conforme nos calla con Su amor. Para la lectura un momento y toma una bebida profunda de Su agua purificadora.

SANTO Y ACEPTABLE

Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta. Romanos 12:1-2

Por último, quiero animarles a permitir que el Señor haga un trabajo mayor de transformación dentro de ustedes renovando sus mentes. Creo que aún aquellos que se consideran a sí mismos amantes de la intimidad de Dios pueden caer en una ruta en la que comienzan a caminar por lo que ellos han aprendido más que por la dirección del Espíritu Santo.

Podemos estar tan acostumbrados a la vida cristiana (caminando en todo lo que hemos aprendido) que comenzar a iniciar en Su nombre, porque nuestras mentes han tomado la delantera una vez más. Aunque los pensamientos y acciones puedan estar basados en las verdades bíblicas y enseñanzas santas, el conocimiento aparte de la dirección del Espíritu puede causar que nos movamos en una dirección en la cual el Señor puede no estar yendo.

Queremos conocer la voluntad de Dios que es buena, agradable y perfecta, no queramos asumir la voluntad del Señor y discernir por experiencias o enseñanzas del pasado, en lugar de caminar en la intimidad cara a cara que va más allá de cada ejercicio mental o físico de pensar. Personalmente, yo quiero vivir en el lugar de “Sus anhelos” Quiero ser la respuesta a Sus anhelos, como El es la respuesta a los míos. Quiero oír y moverme desde el lugar donde se escuchan sus susurros. Estamos invitados a entrar y vivir cara a cara con El conforme nos prepara para ser una Novia sin mancha ni arruga.

 El Espíritu y la novia dicen: «¡Ven!»; y el que escuche diga: «¡Ven!» El que tenga sed, venga; y el que quiera, tome gratuitamente del agua de la vida. Apocalipsis 22:17

¡Beba profundamente!

Kathi Pelton

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario