2013 AÑO DE VISION PROFETICA CONFORME A LA PLENITUD DE DIOS

156590_4763006479606_1254242786_n

LO QUE PODEMOS ESPERAR PARA EL AÑO 2013 (5773)

En el calendario hebreo, en el atardecer del 17 de septiembre terminó el año 5772 y comenzó el nuevo año 5773, número que termina en 73, que en el alfabeto hebreo estaría representado por el “Ayin-Guimel”, por lo cual hemos declarado que este nuevo año, este nuevo ciclo será “Año de Visión profética conforme a la plenitud de Dios”.

5773: SIGNIFICADO DE AYIN-GIMEL

AYIN: El número 70 está representado en el alfabeto hebreo con la letra Ayin, cuyo símbolo es un ojo, y cuyo significado es visión, la capacidad de ver. Por lo tanto, este año Dios seguirá preparando a Su pueblo, a Su Iglesia, para adquirir la Visión profética correcta, para poder ejecutar correctamente la misión que Él nos ha dejado.

El año pasado (5772/2012) aprendimos que ¡necesitamos Visión para ejecutar correctamente la Misión! Aprendimos que sin visión podemos caer en el error en el que incurrió el pueblo de Israel antes de entrar a la tierra prometida (Números 13:27-33), por lo cual se llenaron de temor, murmuraron y se rebelaron contra Dios; y no pudieron cumplir con lo que Él les había mandado ni con la misión que les había dado. También podemos llenarnos de temor e incredulidad, como le sucedió al siervo del profeta Eliseo, ante el sitio que le puso el ejército sirio (2 Reyes 6:14-21); pero Eliseo oró por su siervo, para que adquiriera visión de Dios y pudiera ver lo que Dios quería hacer en ese tiempo y ese lugar.

Si en el año 5772 (2012) El Señor nos invitó a morar en Su casa, en el año 5773 (2013) el Señor nos invita a sentarnos con Él para reinar sobre las naciones.

GIMEL: El número 3, está representado por la letra Guimel, cuyo símbolo es un camello (el cuello de un camello), y cuyo significado es comunicación, transporte y comercio. Así que, en este año Dios nos moverá a un nivel más alto en Su reino, para ejercer Su poder y autoridad sobre otros lugares, áreas y esferas de nuestra vida, familia, trabajo o ministerio.

El número 3 también es representado en la figura del triángulo con sus tres lados, que comunica estabilidad, firmeza y plenitud. Todo reino para gozar de estos tres atributos debe poseer buena comunicación, buen transporte y buen comercio, lo cual traerá pleno desarrollo, progreso y bienestar dentro de su territorio y para su pueblo.

En la antigüedad en Israel, todo buen rey se aseguraba que a su alrededor hubieran profetas o consejeros, que le dieran sabia visión y dirección, para poder tomar sabias y correctas decisiones. Un reino con visión profética tomará sabias decisiones que le permitirán disfrutar el bienestar y la plenitud que solo Dios puede dar.

Así que, ¿qué pudiéramos esperar para el año (2013) 5773?

Para el año 5773 (2013), El Señor desea que avancemos en la visión profética y reinemos con Él conforme a Su plenitud, para que disfrutemos de pleno bienestar en todas las áreas de nuestra vida; y de eso se trata su paz, su Shalom, de bienestar integral que cubre todo nuestro ser y todas nuestras relaciones.

También en el año 5773 (2013), el Señor nos moverá a desarrollar nuestra comunicación para anunciar las buenas nuevas de Su reino, nos moverá a otros lugares para proclamar o manifestar Su reino, y nos moverá en la restauración de nuestras relaciones comerciales o laborales, para que la justicia, la paz y el bienestar de Su reino se evidencie contra toda fuerza de maldad, injusticia y pobreza del reino de las tinieblas.

Este año 5773 (2013), el señorío de Su reino deberá crecer y desarrollarse en nuestra comunicación vertical con el Trino Dios (Padre, Hijo y Espíritu Santo), y en nuestra comunicación horizontal con nuestra familia, nuestra iglesia y comunidad donde vivimos. Hemos aprendido a morar en la casa de Dios, en Su presencia, ahora en el año 5773, Él quiere que avancemos y sigamos aprendiendo a reinar con Él sobre todas nuestras relaciones y áreas de nuestra vida. Será un año oportuno para avanzar en la toma de los medios de comunicación masiva para anunciar las buenas nuevas, valores y principios del reino.

En este año 5773(2013), seguramente el Señor nos motivará a avanzar, a movernos a nuevos niveles de reino, a superar ciclos de pobreza, de limitación, de dolor y destrucción, para que sigamos disfrutando ciclos de bendición y cosecha con su favor, bienestar y plenitud; que nos posicionemos, avancemos y cosechemos todo lo que Él tiene preparado para Sus hijos: “cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido al corazón de hombre”; es decir, una plena vida sobrenatural. Eso también podrá significar que el Señor nos dirigirá a nuevos campos de misión; a ampliar nuestra esfera de influencia laboral o ministerial; a avanzar y a extendernos hacia todo el territorio que el Señor pondrá delante de nosotros, a alcanzar nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo que Él pondrá en nuestro camino, mientras nos movemos bajo Su dirección.

Y en el año 5773 (2013), el Señor también nos guiará a avanzar y a movernos conforme a Su plenitud, para disfrutar Su plena y buena provisión y abundancia en todas las áreas de nuestra vida. Mientras avanzamos en la comunicación y la manifestación de Su reino, es muy probable que nos dirija a confrontar prácticas injustas en el comercio, en las relaciones laborales y ministeriales; nos podrá dirigir a redimir o restaurar rutas o relaciones comerciales, y por lo tanto, a expandir nuestras relaciones comerciales y tomar posesión para el reino de nuevos campos o áreas en el comercio o economía de nuestro hogar, trabajo, negocio, empresa y ministerio.

“Si en el año 5772 El Señor nos invitó a morar en Su casa, en el año 5773 el Señor nos invita a sentarnos con Él para reinar sobre las naciones”.

 5773(2013): Ayin-Gimel ¡Este es el año del camello! Y el camello en la antigüedad representaba bienestar, comunicación, transporte y comercio.

¡Posiciónate, avanza y cosecha!  Móntate en el camello de esta palabra profética y cosecha todo lo que Dios tiene para ti en este año.  Y prepárate para Su Venida, porque tu Señor viene pronto…

Por apóstol Dr. Daniel Guerrero

Con amor y oraciones,

Magie de Cano