50 DIAS DE INTERCESION POR NUESTROS NIÑOS Y JOVENES

Levántate, da voces en la noche al comenzar las vigilias, derrama como agua tu corazón ante la presencia del Señor, alza tus manos a Él implorando la vida los que pequeñitos que desfallecen de hambre en las entradas de todas las calles.  Lamentaciones 2:19

Hoy les comparto el boletín enviado por Guardianes del Muro, un llamado a 50 días de oración por nuestros niños y jóvenes del 2 de Marzo al 20 de Abril. Los ataques sobre los niños y jóvenes han venido de muchas maneras. Sin embargo, el Señor en 2012 nos envío muchas promesas sobre esta generación de Joses, Danieles, Josues y Elías. Generación de Déboras, Esteres, Anas y Marías. Ellos son los hijos del futuro, y no van a heredar un sistema económico roto, un sistema moral que no funciona, un sistema educativo, un gobierno, o un sistema familiar roto. El Señor les ha les dado autoridad y las llaves de Mi Reino desde el vientre.

El enemigo odia la pureza de nuestros hijos y la pureza de su corazón. El odia la inocencia del Reino de Dios, su misión es la de contaminar, corromper, profanar, violar, matar y destruir cada cosa que se asemeje al Reino de Dios. Sin embargo, Dios los protegerá, los cubrirá, les dará ojos para discernir y oídos para escuchar lo que es puro y lo que es correcto.

El Señor dice: Yo estoy cuidando a sus hijos. Yo estoy guardando sus corazones infantiles. Puede parecer que su inocencia ha sido enterrada, pero Yo veo sus corazones, y conforme vienen a Mi, Yo voy a descubrir la belleza del clamor del niño que está escondido profundamente en su alma. Ustedes han estado anhelándome y Yo he escuchado el clamor de su corazón, este nunca se perdió, temporalmente se ocultó. El enemigo nunca podrá tomar lo que es Mío o alejarlos de Mi corazón. Lo único que él puede tomar es aquello a lo que ustedes le dan permiso de tomar. Yo pague el precio por sus vidas y ustedes me pertenecen. Yo nunca los abandonaré ni los dejaré.

“En todas las ciudades de nuestras naciones hay niños y jóvenes, de toda clase social, económica y cultural que ahora mismo deambulan por las calles desfalleciendo de hambre, de hambre no solo física, sino en su alma y en su espíritu.

Jesús nos dijo que debemos dejar a los niños que vengan a Él y no debemos impedírselos porque el Reino de los cielos les pertenece. Mateo 10:14. (El Reino es la manera como Dios hace las cosas, como Dios quiere y ha diseñado para ellos sus vidas.)  Hay niños y jóvenes en este momento por quienes nunca nadie ha orado, que no han sido presentados ante el trono del Padre y por quienes nadie se ha puesto en la brecha.  Es una generación que no ha conocido del amor de Dios, una generación huérfana sin padre.

La palabra nos exhorta en 1Timoteo 2:1 a que hagamos rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres.  Como iglesia, como cristianos latinos que tenemos el privilegio de vivir en este momento y lugar de la historia de la humanidad; el Señor nos está  convocando para que nos levantemos a interceder por los niños y los jóvenes de esta generación.

Serán 50 días de  rogativas, oraciones y peticiones por los niños y jóvenes de nuestra generación,  por aquellos por quienes nunca nadie ha clamado.  El Señor ha tocado la trompeta, ha sonado el shofar  y en todo el mundo de habla hispana ha sido desatado un espíritu de intercesión.

En todas nuestras naciones hay niños y jóvenes que están siendo maltratados, abusados, a quienes el enemigo tiene atados en enfermedades, pobreza, miseria, desesperanza y maldición, todo por lo cual ya nuestro Señor Jesucristo pago el precio.

Las llaves del reino nos han sido dadas y todo lo que atemos en la tierra será atado en los cielos y lo que desatemos en la tierra será desatado en los cielos.  Marcos 16:19.  Así que  preparémonos para que como un solo cuerpo nos presentemos en un mismo espíritu delante del Señor a clamar por nuestros niños y jóvenes. Digámosle al Señor “heme aquí  Señor envíame a mí” porque El anda buscando quien haga vallado y se ponga en la brecha a favor de nuestras tierras. Ezequiel 22:30.

Sobre nuestros niños y jóvenes el Señor está poniendo guardas, todo el día y la noche para que no callen jamás,( Isaías 62:6)  para que nuestra descendencia sea conocida entre las naciones y nuestros renuevos en medio de los pueblos y todos reconozcan que son linaje bendito de Jehová. Isaías 61:9.

Llenemos los aires de nuestras naciones con la palabra de Dios a favor de nuestra generación y  los ángeles poderosos en fortaleza ejecutarán Su palabra a la voz de Su precepto. Salmo 103:19.

A partir de este sábado 2 de marzo y hasta el sábado 20 de abril estaremos orando por los niños y jóvenes de nuestra generación.  Toda la información está en la página www.guardianesdelmuro.com donde puedes inscribirte y descargar la guía de intercesión y decretos para estos 50 días que estará también apareciendo en la programación de Enlace.

OREMOS: : Rompo maldiciones sobre nuestros hijos en el nombre de Jesús. Yo le hablo a su sangre y le ordeno a todo demonio que tiene que salir, le hablo a su ADN y le digo a toda enfermedad que esta trabajando en su sangre tu tienes que salir.  Señor en el nombre de Jesús, declaramos una vez mas sobre nuestros hijos y sobre los hijos de nuestros hijos que en este día maldiciones se rompen sobre sus vidas, adicciones se rompen sobre sus vidas, enfermedades se rompen sobre sus vidas, debilidades, iniquidades se rompen sobre sus vidas. Arráncalas de ellos, remueve esas cosas de su destino, nosotros los liberamos en el nombre de Jesús y los desatamos. En la plenitud de sus destinos. Llamamos a avivar sus dones, llamamos a avivar los dones que les has dado, declaramos que esa unción se aviva. Nos ponemos de acuerdo con el destino que hay en el cielo y negamos los propósitos del infierno y declaramos que ellos tienen derechos de pactos, de bendición, bendición, bendición, bendición.

Con amor y oraciones

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario