¿OCUPADOS Y SIN TIEMPO PARA DIOS?

Busquen al Señor mientras pueda ser hallado; llámenlo mientras se encuentre cerca. Isaías 55:6

Porque Yo he venido como un trueno, he venido como un susurro, y he venido con voz suave y apacible en la noche. Si Mi pueblo tan solo quisiera escucharme, Yo hablaría con ellos. Si aquietaran y callaran su alma para que Yo pudiera hablar con ellos a su espíritu, les daría palabras de conocimiento, palabras de sabiduría, palabras de revelación. Pero Mi pueblo está ocupado con esto y aquello, siempre ocupados en sus asuntos, las cosas de su vida. Yo deseo hablar con ellos, pero están muy ocupados, como en la línea de un teléfono…la línea está “congestionada”

Si Mi Pueblo interrumpiera sus asuntos solo por un poco de tiempo y vinieran a pasar un rato en Mi presencia, entonces ellos escucharían de Mi y Yo hablaría con ellos. Ellos siempre oyen, pero nunca escuchan. Mi Pueblo se ha vuelto tardo para oír pero Yo quiero cambiar eso. Dediquen un tiempo en Mi presencia y verán si Yo no escucho desde los cielos. Yo quiero hablar con Mis hijos y pasar un tiempo con ellos como un padre desea pasar un tiempo con su familia después de un duro día de trabajo, pero Mis hijos muchas veces están demasiado ocupados para pasar tiempo con su “Papá”.

Yo quiero cambiar eso. ¿Van a pasar tiempo Conmigo? Simplemente recuéstense y escuchen Mi corazón hablar con ustedes. ¿Es mucho pedir? ¿Es pedir mucho de ustedes que pasen un tiempo Conmigo sin pedir nada, simplemente disfrutar de Mi presencia? ¿Alguna ves han deseado cargar a un niño pequeño, sin embargo, él se retorcía en su regazo tratando de bajarse porque no quería que lo detuvieran? ¿Pueden sentir Mi frustración cuando Yo anhelo tenerlos, amarlos, pero ustedes no tienen tiempo para Mi? Ustedes siempre quieren bajarse de MI regazo, y seguir con las cosas que tienen su atención.

¿Yo no puedo mantener su atención por un momento? Yo los amo y ustedes me empujan y alejan, no intencionalmente, pero eso es lo que hacen. ¿No puedo amarlos y tenerlos? Simplemente permitan que los abrace por un tiempo, no hablen…¿es mucho pedir? Hoy si oyen Mi voz, escuchen por favor: Yo quiero amarlos como un Padre a su amado niño pequeño ¿Pueden darme eso? Un rato de su tiempo para dejar que los abrace, sin hacer preguntas, solo quiero amarlos ¿Pueden hacer eso? Yo Soy Su Padre Celestial que los ama sin medida. ¡Los amo! Permítanme estar un rato con ustedes y amarlos.

Salmo 34:4-6 Busqué al Señor, y él me escuchó, y me libró de todos mis temores. Los que a él acuden irradian alegría; no tienen por qué esconder su rostro. Este pobre clamó, y el Señor lo oyó y lo libró de todas sus angustias.

Salmo 16:11 Tú me enseñas el camino de la vida; con tu presencia me llenas de alegría; ¡estando a tu lado seré siempre dichoso!

Ven delante del Señor con expectativa y deseo. Espera disfrutar un buen rato en Su compañía y recibir la bendición de ese momento juntos. El mejor momento para buscar a Dios es cuando mejor te sientes.  Da al Señor la mejor parte del día, cuando estás más fresco y más alerta. No trates de servir al Señor con tus sobras (de tiempo). También recuerda que tu mejor momento puede ser diferente al de cualquier otro. Para la mayoría de nosotros, sin embargo, por la mañana parece ser la mejor hora. Era la práctica del mismo Jesús el levantarse por la mañana, muy temprano y encontrarse con el Padre. “Muy temprano por la mañana cuando todavía estaba  oscuro Jesús se levantó, dejó la casa, y fue a un sitio solitario en donde oraba.” (Marcos 1:35)

OREMOS: Señor, me comprometo a invertir un momento definitivo Contigo todos los días, no importa el precio. Estoy dependiendo en Tu fuerza para que me  ayudes a ser consistente. Llegaré entonces al altar de Dios, del Dios de mi alegría y mi deleite,  y allí, oh Dios, mi Dios,  te alabaré al son del arpa.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario