NO AL DESANIMO, SI A LOS DESAFIOS

 ¿Por qué te desanimas, alma mía? ¿Por qué te inquietas dentro de mí? Espera en Dios, porque aún debo alabarlo. ¡Él es mi Dios! ¡Él es mi salvador! Salmo 42:5

Marzo viene como un león, pero terminará como un cordero. ¿Está pasando por un momento difícil? Observe y espere como Dios le revela nuevos planes y estrategias durante las próximas semanas. Algunas veces tenemos que batallar, otras veces tenemos que dejar que pase la tormenta. Este es un tiempo para hacer las dos cosas: batalle con el desánimo, pero observe como pasa la tormenta.

Este mes es cuando las cosas comienzan a entrar en acción con lo que Dios está revelando y llamándonos a hacer. Adopte medidas prácticas y permanezca estable. Se verá beneficiado si crea un plan de acción “La fe sin obras es muerta” Santiago 2:20

Hay un serio cambio en el ámbito espiritual sucediendo ahora mismo. Las cosas que pueden haber requerido más energía en el pasado, ahora serán más fáciles. Nuevas conexiones ocurrirán este mes. Yo estoy emprendiendo nuevos proyectos este año que no he sido capaz de realizar en el pasado. ¡Intente algo nuevo y vea por usted mismo!  (Doug Addison)

El Apóstol Pablo anhela fervientemente que los creyentes en Dios  estemos convencidos del poder que Dios ha puesto  a nuestro alcance por medio de Cristo. Este deseo fue parte de su oración inicial, cuando  pidió a Dios hacerlos conscientes de cuál era la “grandeza de su poder” y esta es hoy mi oración.

Efesios 1:17-23 Que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, les dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él. Pido también que Dios les dé la luz necesaria para que sepan cuál es la esperanza a la cual los ha llamado, cuáles son las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros, los que creemos, según la acción de su fuerza poderosa, la cual operó en Cristo, y lo resucitó de entre los muertos y lo sentó a su derecha en los lugares celestiales, muy por encima de todo principado, autoridad, poder y señorío, y por encima de todo nombre que se nombra, no sólo en este tiempo, sino también en el venidero. Dios sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio a la iglesia, como cabeza de todo, pues la iglesia es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena a plenitud.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario