!QUE DESPIERTEN LOS HOMBRES VALIENTES!

David se angustió porque todo el pueblo quería apedrearlo, pues les dolía haber perdido a sus hijas y a sus hijos, pero halló fuerzas en el Señor su Dios. Entonces llamó al sacerdote Abiatar hijo de Ajimélec, y le dijo: «Te ruego que me traigas el efod.» Abiatar se lo llevó, y David consultó al Señor. Le preguntó: «¿Debo perseguir a esa banda de malvados? ¿Podré darles alcance?» Y el Señor le dijo: «Ve tras ellos, porque les darás alcance y podrás liberar a los cautivos.» 1 Samuel 30:6-8

David aprendió como ser un hombre comunicándose con Dios en los montes. Cada hombre que llegaba a estar bajo su influencia parecía hacerse más hombre. Un verdadero hombre inspira hombría a otros. David inspiró hombría y valentía a una nación entera y continúa inspirándonos hoy a través de las escrituras. Su hogar, su esposa, y sus hijos están esperando y clamando por un verdadero hombre.

El Señor dice:

Liberaré el sacerdocio, a los que Yo escogí. Edificaré Mi Reino en la Palabra como lo prometí. Le daré a Mi pueblo tiempos para que Me encuentre, porque comenzó un momento. Despertaré a mi Iglesia para lo imposible y ahora todo parece posible, porque estoy soltando los milagros, señales y maravillas frescas.

Escondí a muchos que caminaron y se enfocaron directamente en Mí que están a punto de manifestarse. Veré a muchos venir al arrepentimiento, porque la Iglesia está en medio de una visitación de los cielos y estoy derramando un fuego fresco sobre viejos y jóvenes. Derramaré de Mi Espíritu sobre toda carne y profetizarán, entrenarán y gobernarán sobre muchos. Estoy usando a Mis siervos y siervas. Los estoy lavando en los ríos de gozo porque remuevo la tristeza” (ver Joel 2 y Hechos 2).

La tierra está llena de pena ancestral, pero Yo estoy abriendo puertas ancestrales. Surgirá un sacerdocio real donde el hombre me servirá como David, con pasión, reverencia y alabanza. También pondré en el hombre el corazón de santidad y pureza que cambiarán a muchos en su entorno. Porque clamaron a Mí. Me oyeron y yo oí el clamor de Mi pueblo.

Estoy a punto de aumentar la esfera de influencia de Mi pueblo. Muchos caminarán como reyes, muchos caminarán como sacerdotes y muchos caminarán como siervos… pero todos terminarán siendo mis súbditos. (Teresa Philips)

1 Samuel 30:18-20 Después de que David recuperó todo lo que los amalecitas habían robado, liberó también a sus dos mujeres. David recuperó todo, sin que le faltara absolutamente nada, por pequeña que fuera, y los hijos y las hijas las devolvió David a sus padres. También se apoderó de las ovejas y del ganado mayor, y como lo iba arriando, todos decían que era el botín de David.

¡Despierten, Hombres de valor! ¡Salgan a la batalla por las mujeres y los niños! El enemigo ha adormecido a algunos hombres, incluso llevándoles al pecado, intentando deshacerse de ellos. Pero el Señor dijo claramente: “¡Todavía no ha desaparecido la caballerosidad! ¡Despierten, Mis hombres valientes!”.

Nehemías 4:14 Luego de examinar la situación, me levanté y dije a los nobles y gobernantes, y al resto del pueblo: «¡No les tengan miedo! Acuérdense del Señor, que es grande y temible, y peleen por sus hermanos, por sus hijos e hijas, y por sus esposas y sus hogares.»

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario