Señor, necesito un milagro

¡Levántate, resplandece! ¡Tu luz ha llegado! ¡Ya la gloria del Señor brilla sobre ti! La tierra está cubierta de tinieblas, y una densa oscuridad envuelve a las naciones; pero sobre ti brilla el Señor, como la aurora; sobre ti se puede contemplar su gloria. Isaías 60:1-2

Me pregunto cuantos cristianos que están leyendo este mensaje ahora mismo están en una nube de confusión. ¿Esto te describe? Quizás tus oraciones no son contestadas. Estas deprimido constantemente. Enfrentas cosas en tu vida que no puedes explicar. Estas desilusionado con tus circunstancias y con la gente. Y continuamente dudas de ti mismo, eres Continuar leyendo