El Ejército Sorpresa de Dios

La página en Facebook de “The Israel Project” publicó ayer estas fotografías tomadas en la franja de Gaza, sobre el abuso de Hamas con los niños. Esto me hizo recordar una palabra que envío Kathie Walters hace algunos años donde compartía que Dios le habló de los niños y jóvenes refiriéndose a ellos como “MI EJERCITO SORPRESA”. Ella nos compartía esto:

“Hace algunos años estábamos en una iglesia en Oklahoma City. David (mi esposo) había estado enseñando a los niños a moverse en el poder de Dios. Hubo muchos milagros. El día en que nos íbamos, uno de los ancianos dio marcha atrás a su automóvil para salir del garaje y atropelló a su bebé. La niña se puso azul y dejó de respirar. La esposa del hombre, desesperada, salió corriendo a llamar a una ambulancia. Los demás niños (que habían estado en las reuniones) dijeron: “No te preocupes, Jesús la va a sanar”, y corrieron para imponer manos sobre la niña para orar por ella. La pequeña se levantó instantáneamente, empezó a respirar y el color retornó a su rostro. Estaba perfectamente bien. Los niños no usan la misma terminología que la gente grande, pero me gusta lo que dice mi esposo, David Walters: “Los niños no tienen a un Espíritu Santo Júnior, tienen el mismo tamaño de Espíritu Santo que las demás personas”. Dios ha usado a los niños de maneras que dejarían totalmente anonadados a los que tienen mentalidades religiosas”

Si nuestros niños no están teniendo verdaderas aventuras con Dios y no están experimentando la presencia de Dios de manera sobrenatural, antes o después buscarán la aventura y la emoción en otro lugar. Muchachos muy jóvenes de 8 a 12 años, en los países islámicos, están siendo entrenando con armas como los terroristas del futuro (pistolas, cuchillos, explosivos). Mientras nuestros niños en las iglesias están viendo vídeos, jugando con marionetas, y teniendo fiestas comiendo pizza. (Estas cosas están bien, pero no pueden ser el plato fuerte).

El enemigo está entrenando a su ejército, y la iglesia está entreteniendo a sus niños”. ¿Qué crees que pasaría si todos los adultos vinieran a la iglesia un domingo y el pastor les diera a todos papel de dibujo y un cuento? No se fortalecerían mucho en el poder del Espíritu, ¿no es cierto? Difícilmente se convertirían en guerreros poderosos para Dios. Yo creo que Dios les está preguntando a los pastores, a los padres y a los maestros: “¿Están equipando a estos niños para cumplir su destino? ¿Están dándoles poder en la unción y enseñándoles a vivir en Mi Presencia y a experimentar la vida sobrenatural de Dios?” Padres, pastores, maestros, dejen que les pregunte lo que hacen con el Ejército Sorpresa de Dios. ¿Los están equipando en el poder de Dios y enseñándoles a vivir en la unción? ¿O les están mandando a un cuarto de atrás con libritos de colorear y vídeos divertidos?

¿CÓMO HACEMOS ESTO?

  1. EXPONIENDOLOS AL PODER DE DIOS DESDE UNA TEMPRANA EDAD. Llévelos a reuniones donde los milagros están ocurriendo. No los envié a jugar cuando tienen la habilidad de orar.
  2. QUE SUS HIJOS LOS VEAN ORAR Y SOBRE TODO ORAR POR OTROS. Los niños con frecuencia hacen lo que ven a sus padres hacer. Los padres son cartas abiertas donde los niños pueden leer. Si ellos sienten el impulso de orar por alguien, no se los impida.
  3. ENSEÑELES LO QUE DICE LA BIBLIA CON RESPECTO A LA AUTORIDAD QUE TIENEN.
  4. Y LO MAS IMPORTANTE ASEGURESE QUE SUS NIÑOS Y JOVENES TIENEN A JESUS EN SU CORAZON. No se requiere una edad determinada para recibir la salvación. Jesús mismo declaró, “Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.” (Mateo 19:14).

En Deuteronomio 31:12 Moisés indica a los sacerdotes y ancianos: «Reunirás a todos los hombres, mujeres y niños de tu pueblo, y a los extranjeros que vivan en tus ciudades, para que escuchen y aprendan a temer al SEÑOR tu Dios…» La palabra hebrea que se usa aquí para niños es «taph» y se refiere específicamente a «pequeños». Queda claro sobre la base de este mandato que Moisés consideraba que era posible que cada uno de los cuatro grupos, incluidos los niños (los pequeños), temiera al Señor. Temer al Señor es una experiencia espiritual a la que se hace referencia con frecuencia en la Biblia y sobre todo en el Antiguo Testamento (Salmo 34:7,9, 11; Salmo 103:11,13,17).

En el Salmo 34:11 David dice a los niños: «Vengan, hijos míos, (una palabra hebrea más general, pero que también se puede usar para indicar niños pequeños) y escúchenme, que voy a enseñarles el temor del SEÑOR». David obviamente creía que los niños podían entender lo que era el temor del Señor, y que era posible que le temieran.

 La historia de Samuel (1 Samuel 3) es un excelente ejemplo de un niño, de corta edad, que tuvo una verdadera experiencia con Dios. El versículo 7 demuestra que no había conocido anteriormente al Señor y en el versículo 10 leemos que oyó la voz del Señor y respondió a su llamado. En el versículo 19 encontramos que de ese día en adelante creció tanto física como espiritualmente. Por lo tanto debemos creer que es posible que un niño pequeño oiga la voz del Señor y que responda a su llamado

Josué 24:15 Pero si te niegas a servir al Señor, elige hoy mismo a quién servirás. ¿Acaso optarás por los dioses que tus antepasados sirvieron del otro lado del Éufrates? ¿O preferirás a los dioses de los amorreos, en cuya tierra ahora vives? Pero en cuanto a mí y a mi familia, nosotros serviremos al Señor.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario