DIOS TODAVIA RESTAURA MATRIMONIOS

La Escritura dice: «El que confíe en él, no quedará defraudado.» Romanos 10:11

¿Cuántas decisiones has tomado en tu matrimonio últimamente sin haber orado al respecto? ¿Realmente has orado como debes? ¿has esperado en Dios?. ¿Cuántas decisiones estas tomando ahora, y no puedes decir: «Dios me mostró y me reveló esto»? Yo creo que tú nunca le podrás decir una palabra a tu cónyuge hasta que no hayas inclinado tu rostro en la Presencia de Dios, y Dios te el consejo sabio de Su Palabra y te permita ver el corazón de tu cónyuge. La obediencia a Dios y a los principios de Su Palabra son la mejor defensa que tenemos en contra del enemigo de nuestros corazones y de nuestros matrimonios.

Cuando los cónyuges se daña entre sí, el dolor a menudo es insoportable y puede actuar como un puente que estalla en nuestro camino, creando un bloqueo masivo que nos impedirá avanzar hacia un buen futuro. La sanidad vendrá mientras perdonamos y dejamos ir el residuo de la herida (amargura, ira, resentimiento, pena, dolor, etc. Debemos ser capaces de restaurar lo que perdimos, perdonar y dejarlo ir por nuestro bien para que podamos tener un corazón libre y soñar sin impedimentos. El futuro está ante nosotros como un vasto campo abierto de oportunidades y logros que nos esperan. 2015 es un año de misericordia, redención y restauración.

El Señor dice:

Hijos es tiempo de arrancar, destruir, arruinar y derribar toda raíz que dejaron que creciera dentro de su matrimonio que les ha provocado tanto dolor y amargura, tomen ánimo y arranquen de sus corazones y su mente todo eso que hoy les destruye, arruinen el plan que el enemigo trazó para acabar con sus vidas, derriben todo argumento del mundo que ha gobernado su familia. Levántense, es tiempo de edificar, construyan lo nuevo en sus casas, es tiempo de plantar una nueva viña, levanten un altar de Mi presencia que traiga sanidad, perdón, revístanse de un nuevo amor, el año 2015 es un año de milagros en los matrimonios, yo visitaré tu casa, derramaré Mi bálsamo sanador, desataré Mi río de gloria que limpiará todo lo que está sucio. Dice el Señor. (Ministerios Elías Palabra Profética del año 2015)

Tomemos unos minutos y digámosle a Dios: “Te entrego todas estas heridas (menciónelas). Te pido que corrijas esto. Elijo perdonar y olvidar a… Sana mi corazón y vuelve a despertarlo una vez más para recibir los sueños que tienes para mí, mi matrimonio y mi familia.

Juan 15:9-12-17 Así como el Padre me ama a mí, también yo los amo a ustedes. No se alejen de mi amor. Si obedecen todo lo que yo les he mandado, los amaré siempre, así como mi Padre me ama, porque yo lo obedezco en todo. “Les digo todo esto para que sean tan felices como yo. Y esto es lo que les mando: que se amen unos a otros, así como yo los amo a ustedes. Nadie muestra más amor que quien da la vida por sus amigos. Ustedes son mis amigos, si hacen lo que les mando. Esto les ordeno: Que se amen unos a otros.

Al abrazar en obediencia las verdades escritas en la Palabra de Dios podemos tocar a nuestro cónyuge con Su amor. Solo en el amor de Dios hallamos reposo para nuestras almas, y recibimos refrigerio y restauración. A veces nos cansamos en esta vida, podemos estar rendidos y agotados a causa de las situaciones, relaciones o circunstancias difíciles de nuestro matrimonio. Pero es el amor incondicional del Padre y el poder de Su Espíritu Santo los que nos capacita para aumentar nuestra fe y amar y perdonar a nuestro cónyuge.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario