LA CENA ESTA LISTA

Pero Sión dijo: «El Señor me ha abandonado; el Señor se ha olvidado de mí.» «¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz? Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré! Grabada te llevo en las palmas de mis manos; tus muros siempre los tengo presentes. Isaías 49:14-16

Han sido muchas tus tristezas y las lágrimas que has llorado día y noche. Yo estoy a punto de remover algunas enseñanzas erróneas y llenarte de risas y alegría una vez más. Acércate más. No te alejes. En todo tiempo Mírame para hacer lo que no puedes hacer. Clama a Mi y Yo te responderé. Veras la respuesta. Yo Soy tu Padre. Escucho tu voz, y mientras escucho, Yo te responderé. Yo dirigiré tus pasos y te revelaré la verdad.

¡Regocíjense Hijos Míos! Sus pecados han sido perdonados y sus vidas están en Mis manos. No hay nada que pueda hacerles daño y nadie puede moverlos de la palma de Mi mano. Muchos lo han intentado, pero ustedes son Míos. Yo me regocijo sobre ustedes y los llamo temprano en la mañana para caminar y hablar Conmigo. Este es un lugar de obediencia, un lugar de liberación de todo lo que no es Mío. Vengan caminemos juntos en un amor puro. Hay un río. Hay una limpieza viniendo sobre Mi Casa.

Santiago 1:27 La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es ésta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo.

Muchos corazones han sido perforados con la angustia de acusaciones y pleitos, chismes y problemas. Incluso en las temporadas de traiciones, Yo estuve allí todo el tiempo. Yo les di fuerzas y quite su dolor. Yo vine y sané las heridas de su alma.

Has pagado un precio muy alto y no te diste por vencido, no volviste atrás ni quitaste tu mano del arado. Has continuado en el camino recto y estrecho y no permitiste que un problema te hiciera volver atrás. Viniste y Me seguiste. Fijaste tus ojos sobre Mi. Yo estoy complacido contigo.

¡Regocíjense hijos Míos! Yo estoy preparando la “Cena de las Bodas del Cordero”. Su silla está lista y su etiqueta con su nombre está allí. La fiesta está casi lista para ustedes, “Mi Novia”. ¡Regocíjense por siempre! Nunca más habrá lágrimas, tristeza y dolor, se encontrarán en su hogar eterno.

Apocalipsis 19:6-9 Después oí voces como el rumor de una inmensa multitud, como el estruendo de una catarata y como el retumbar de potentes truenos, que exclamaban «¡Aleluya! Ya ha comenzado a reinar el Señor, nuestro Dios Todopoderoso. ¡Alegrémonos y regocijémonos y démosle gloria! Ya ha llegado el día de las bodas del Cordero. Su novia se ha preparado, y se le ha concedido vestirse de lino fino, limpio y resplandeciente.» (El lino fino representa las acciones justas de los santos.) El ángel me dijo: «Escribe: “¡Dichosos los que han sido convidados a la cena de las bodas del Cordero!” » Y añadió: «Estas son las palabras verdaderas de Dios.»

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario