ENFOQUE DE ORACION DIA 8 AYUNO DE DANIEL

Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 2 Corintios 7:7

Estamos en este tiempo de ayuno limpiándonos de todo lo que pueda estorbar las bendiciones que Dios nos ha ofrecido para este año 2017, un año de cumplimiento de promesas, de plenitud y cosecha. Y nos enfocaremos hoy en examinar nuestro corazón en cuanto al TEMOR A DIOS. El temor de Dios no es miedo a Dios, es la reverencia que le tenemos, lo cual le da a Dios un lugar de gloria, honor, reverencia, agradecimiento, alabanza y primencia que El merece. Temer a Dios significa hacer Su voluntad. Aún Salomón con toda su gloria concluyo su discurso diciendo: Eclesiastés 12:13-14 El fin de este asunto es que ya se ha escuchado todo. Teme, pues, a Dios y cumple sus mandamientos, porque esto es todo para el hombre. Pues Dios juzgará toda obra, buena o mala, aun la realizada en secreto.

Nuestra pregunta debería ser esta: ¿Tememos el nombre del Señor? ¿Reverenciamos al Dios vivo y andamos en sus caminos? Si así es, la noche para nosotros será de corta duración, y cuando llegue la mañana, la enfermedad y la tristeza desaparecerán para siempre de nuestros corazones. Malaquías 4:2 dice: Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. Todo esto nos lleva a una vida de obediencia que trae como consecuencia las bendiciones que esperamos. Este es un tiempo para tomar la decisión de someter nuestra vida al Señorío de Cristo.

El Señor dice: Yo estoy abriendo las puertas de Mi gloria para eliminar cualquier vestigio del pasado, residuo de carne y caminos pecaminosos. Yo estoy preparando a Mi Novia para caminar en su blancura. Finalmente, ustedes caminarán en Mi sabiduría y se moverán de maneras desconocidas por el mundo. Yo estoy revelándoles Mis secretos a todos aquellos que se han humillado delante de Mi. Debido a su corazón entregado para servirme y agradarme, estoy abriéndoles la revelación, por lo cual será más fácil para ustedes tener Mi mente en el curso de la vida. Mis hijos experimentarán una ráfaga de encuentros celestiales y ayuda, conforme continúan conociéndome y reconociéndome.

DIA 8: Lee el Salmo 34 y aférrate hoy a cada una de las promesas que Dios tiene para todos aquellos que le temen y guardan sus mandamientos. He detallado solo algunas porque son muchas más que puedes buscar y escudriñar en la Biblia. Decide hoy vivir una vida en el TEMOR DEL SEÑOR. Proverbios 8:13 dice: Quien teme al Señor aborrece lo malo; yo aborrezco el orgullo y la arrogancia, la mala conducta y el lenguaje perverso. Estas son algunas de las recompensas que trae el TEMOR A DIOS.

  • Prepara nuestros corazones para recibir respuesta – Hebreos 5:7
  • Nos asegura que la gran bondad de Dios abundará – Salmo 31:19
  • Nos promete protección y protección de Angeles alrededor nuestro – Salmo 34:7 – Salmos 115:11
  • Nos asegura la continua atención de Dios – Salmos 33:18
  • Suple provisión – Salmo 34:9
  • Nos extiende Su misericordia – Salmos 103:11
  • Nos asegura provisión de alimento – Salmos 111:5
  • Cumple nuestros deseos y nos libra del mal – Salmos 145:19
  • Provee sabiduría, entendimiento y larga vida – Proverbios 9: 10-11
  • Nos da riquezas, honra y vida – Proverbios 22:4
  • Una familia próspera – Exodo 1:21

OREMOS:

 Señor, hoy vengo a ti para depender únicamente de los rayos fortalecedores de tu presencia. Seguro estoy que en medio de mis sombras me alumbrará el sol de tu justicia. Señor, Aquí estoy este día en tu presencia. No quiero la vida fácil si no voy a tener la calidad de hijo que quieres tener. Me pongo en tu altar y trátame como tu quieras, quita de mi lo que no te agrada. Límpiame más y más de mi maldad y mi pecado. Hoy me moveré en la Seguridad de protección que me da el valor y poder de Tu Sangre. Señor, Tengo acceso libremente ante tu trono por el perdón de mis pecados logrado a través de la Sangre de Jesús.

Gracias te doy por darme la oportunidad de regresar a ti y esperar ante tu altar. Me arrepiento de haberme desviado y me abandono ahora en tus brazos. Gracias porque tu bendición viene a mi vida de manera hermosa como la lluvia a la tierra sedienta cuando estoy listo a oír tu voz y obedecerla. Hoy estoy seguro de que no estoy desamparado, sino que el Consolador está a mi lado para fortalecerme y no negarme su bondad y amor. Señor, Gracias por darme lo más preciado del mundo Tu amado hijo. Gracias Señor, hoy se que aunque tenga necesidades…ninguna de ellas estará desatendida por tu amor y misericordia.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Autora del libro CONQUISTA TU MATRIMONIO, dirigido a mujeres, con estrategias y soluciones para un matrimonio con problemas basado en los principios de la Palabra de Dios.

Deja un Comentario