BUSQUENME Y VIVIRAN

Él te ha declarado, oh hombre, lo que es bueno. ¿Y qué es lo que demanda el Señor de ti, sino sólo practicar la justicia, amar la misericordia, y andar humildemente con tu Dios? Miqueas 6:8

 En este tiempo Dios está probando nuestros corazones y el resultado será conforme a nuestra decisión. Dios no violará nuestro libre albedrío y debemos vivir con las consecuencias de nuestras elecciones. ¿Seguiremos al Señor o continuaremos en nuestros propios caminos, siguiendo nuestros deseos? Dios está tratando de llevarnos a un lugar donde podemos esperar sin preocuparnos, una especie de lugar de fe donde no pelearemos contra nuestros pensamientos y emociones todo el tiempo.

Por eso la Biblia dice: “Los hijos de Dios caminan en el Espíritu” (Romanos 8:14). Este es el lugar de madurez espiritual donde el “yo” pierde el trono en nuestra vida. Una vez más, esto no significa que seremos perfectos y no cometeremos errores. Esto significa que el tema principal de nuestra vida será pintar un hermoso retrato de nuestra búsqueda de Dios a través de una vida rendida al Espíritu Santo.

El Señor dice:

Escucha y aprende; observa y mira lo que Yo estoy haciendo. Dirige tu atención hacia Mí, pues Yo te mostraré lo que necesitas saber. Ven y camina Conmigo de modo que Yo te guie y dirija hacia este nuevo tiempo.  El tiempo que está delante de ti está diseñado para tu beneficio. Ésta será una temporada de bendiciones multiplicadas si permaneces conectado a Mí. Así que, ven, camina y habla Conmigo. Presta atención a lo que Yo voy a mostrarte, dice el Señor. Hay muchas voces y opiniones que te alejan de la verdad y tu propósito. Asegúrate de mantener una posición fuerte en Mí, dice el Señor. Esfuérzate y tómate el tiempo para evaluar y discernir lo que ves y lo que oyes. Has una clara distinción entre lo bueno y lo malo, y escoge siempre lo que es justo y es bueno. (Bill y Marsha Burns)

Romanos 8:5-8 Porque los que viven conforme a la carne, ponen la mente en las cosas de la carne, pero los que viven conforme al Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque la mente puesta en la carne es muerte, pero la mente puesta en el Espíritu es vida y paz; ya que la mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo, y los que están en la carne no pueden agradar a Dios.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario