ADORAR PARA SANAR

Que todo lo que soy alabe al Señor; con todo el corazón alabaré su santo nombre. Que todo lo que soy alabe al Señor; que nunca olvide todas las cosas buenas que hace por mí. Él perdona todos mis pecados y sana todas mis enfermedades. Me redime de la muerte y me corona de amor y tiernas misericordias. Colma mi vida de cosas buenas; ¡mi juventud se renueva como la del águila! Salmo 103:1-5 NTV

 ¿Te sientes enfermo? ¿tienes algún diagnóstico médico que te ha llenado de temor? Cambia hoy tu preocupación por adoración. Dios quiere que lo exaltes a Él y no a tu enfermedad; que reconozcas Su poder por sobre todo diagnóstico médico.  No permitas que el enemigo te robe tu alabanza y adoración porque de lo contrario se robará tu gozo, y el gozo del Señor es tu fortaleza. Oro porque esta palabra de Jo Ellen Stevens te fortalezca y anime para adorar en medio de tu necesidad.

Quiero contarles algo que me sucedió, porque ayudará a alguien. He estado yendo al médico por algunos problemas importantes de presión arterial, seguían tratando de ponerme más medicamentos para la presión arterial y mi cuerpo parecía rechazarlo de alguna manera. ¡Entonces probaban otra cosa, y generalmente tampoco funcionaba!

Frustrada y fuera de sí, salí del doctor. Frustrada, porque querían ponerme otro medicamento. Llegué a casa y fui a recoger a mi madre por un asunto que tenía que hacer en el juzgado y la esperé en el automóvil. Me senté allí escuchando música de adoración y de repente el Señor me dijo:  “Ahora tómate la presión arterial” Anteriormente, mientras estaba con el doctor, era de 160/100. Así que, como tenía una pequeña máquina de BP portátil, la tomé después de la adoración y era de 112/78.   ¡TODA LA GLORIA PARA DIOS!

Creo que Dios no nos dijo que lo adoremos porque Él sea un ególatra. ¡Creo que es por nosotros! Hay muchas razones por las que Dios nos dice que lo adoremos, pero ¿qué hay para que nuestros cuerpos se alineen con el ritmo del cielo?

LA HISTORIA DE LA CAMINADORA

Una vez estaba en una caminadora, corriendo con una canción con un ritmo muy rápido; luego la canción en el CD cambió a una canción con un ritmo diferente. Comencé a intentar correr al mismo ritmo que corría con la otra canción. De repente comencé a ponerme de mal humor y a agitarme, entonces el Señor me dijo: “¿Ves cómo se siente Jo Ellen?” Cuando el Señor dijo eso, dije: “Sí, Señor, parece que todo está fuera de sincronía”. Él dijo:  “Sí, y eso es lo que sucede cuando Mi pueblo está impaciente. Entonces se ponen de mal humor y se salen del ritmo del cielo y empiezan a agitarse lo cual les afecta físicamente”

¡ES TIEMPO DE QUE ME ADOREN Y VIVAN!

Dios está diciendo: “Es tiempo de que me adoren, todos aquellos que están agitados y en desacuerdo con la atmósfera que los rodea. Muchos han perdido su salud por la impaciencia y la ansiedad. Muchos han sido diagnosticados con muchos problemas de salud y no han acudido a Mí para obtener las respuestas. Yo estoy a punto de sacar a Mi pueblo de la “Pharmakeia”, (uso de medicinas, drogas o hechizos) y llevarlos al conocimiento del Santo. Yo estoy a punto de darles una estrategia para sus enfermedades, que se encuentra en la profundidad de Mi palabra, si ellos buscan Mis respuestas. ¡MIENTRAS ME ADORAN LOS SANARE! ¡Mientras me alaban, les mostraré cómo caminar en la sanidad que Yo les he provisto!

¡YO SOY LA FUENTE DE AGUA VIVA!

 Entonces, ¿por qué miras a otro lado? ¡Es tiempo de buscar a quien te da vida y vida abundante Es tiempo de que Mi Pueblo salga del mundo y haga las cosas a Mi manera! ¡Es hora de mostrarle al mundo que Ustedes son hijos del Rey!

Ezequiel 47:9 Y toda alma viviente que nadare por dondequiera que entraren estos dos ríos, vivirá; y habrá muchísimos peces por haber entrado allá estas aguas, y recibirán sanidad; y vivirá todo lo que entrare en este río.

Salmo 22:23-31 ¡Alaben al Señor, todos los que le temen! ¡Hónrenlo, descendientes de Jacob! ¡Muéstrenle reverencia, descendientes de Israel! Pues no ha pasado por alto ni ha tenido en menos el sufrimiento de los necesitados; no les dio la espalda, sino que ha escuchado sus gritos de auxilio. Te alabaré en la gran asamblea; cumpliré mis promesas en presencia de los que te adoran. Los pobres comerán y quedarán satisfechos; todos los que buscan al Señor lo alabarán; se alegrará el corazón con gozo eterno. Toda la tierra reconocerá al Señor y regresará a él; todas las familias de las naciones se inclinarán ante él. Pues el poder de la realeza pertenece al Señor; él gobierna a todas las naciones. Que los ricos de la tierra hagan fiesta y adoren; inclínense ante él todos los mortales, aquellos cuya vida terminará como polvo. Nuestros hijos también lo servirán; las generaciones futuras oirán de las maravillas del Señor. A los que aún no han nacido les contarán de sus actos de justicia; ellos oirán de todo lo que él ha hecho.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

 

 

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio”, “Cita con tu Destino” y "De la Verguenza a la Victoria"

Deja un Comentario