¡ANIMO! EL SEÑOR TE DARA LA VICTORIA

El Señor es mi roca, mi fortaleza y mi salvador; mi Dios es mi roca, en quien encuentro protección. Él es mi escudo, el poder que me salva y mi lugar seguro. Clamé al Señor, quien es digno de alabanza, y me salvó de mis enemigos. Salmos 18:2-3

Muchos de ustedes han estado sintiendo como si estuvieran en una olla a presión, o un crisol. El Señor les dice:

“Hijos Míos, van a salir de esto como oro puro, porque esta es una temporada de refinación. Esta es una época en la que estoy preguntándole a la gente: ¿elegirías los trabajos difíciles en la vida para Mi Reino? ¿Estarías dispuesto a ir a los lugares altos en lugar de caminar en lugares bajos donde simplemente te las arreglas y te cuidas a ti mismo y a algunos otros?”

1 Pedro 1:7 Estas pruebas demostrarán que su fe es auténtica. Está siendo probada de la misma manera que el fuego prueba y purifica el oro, aunque la fe de ustedes es mucho más preciosa que el mismo oro. Entonces su fe, al permanecer firme en tantas pruebas, les traerá mucha alabanza, gloria y honra en el día que Jesucristo sea revelado a todo el mundo.

NO SE CONTENTEN CON UNA VIDA PEQUEÑA

“Pregúntenme por las Naciones; Pregúntenme por cosas grandes. No se contenten con vivir una vida pequeña. Quiero que vivan una gran vida, porque Yo tengo planes para ustedes. Yo tengo destinos para ustedes. Yo quiero que estén dispuestos a subir a un nivel más alto. Es tiempo de ir más alto, no de bajar. Yo los dejaré elegir lo que quieren hacer, pero no podrán cumplir con lo más alto por su propia cuenta. Pueden hacer Mi buena voluntad o Mi voluntad aceptable, pero no llegarán a Mi perfecta voluntad que Yo he dispuesto para su vida “, dice el Señor”.

El Señor dice, “Si corriste con los de a pie y te cansaron, ¿Cómo, pues, vas a competir con los caballos? Si caes en tierra de paz, ¿Cómo te irá en la espesura del Jordán?” (Jeremías 12:5) En el crisol del tiempo, en este tiempo, Mis ojos están corriendo de aquí para allá. Mis ojos están buscando para ver a los que Yo puedo usar, aquellos en quienes puedo confiar, aquellos a quienes puedo llamar para cambiar situaciones que son difíciles. Voy a derramar una unción sobre los Jeremías de esta generación, pero van a necesitar valentía. Van a necesitar más de lo que tienen.

SEAN INTENCIONALMENTE PERSONAS DE PRESENCIA

 “Este es un momento para entrar en Mí presencia”, dice el Señor. Este es el momento de arrastrarse a Mi presencia si es necesario hacerlo. Es un tiempo para ser intencional para ser una persona de presencia, una persona que pasa tiempo Conmigo, una persona de intimidad; porque si no se meten en ese lugar, en la hendidura de la roca, y me dejan cubrirlos con Mi mano, muchos de ustedes no serán capaces de hacer lo que podrían hacer”.

 

“No se quejen ni se compadezcan cuando llegue el momento del crisol, dice el Señor, porque Yo les prometo que sólo el trigo, el heno y la paja se quemarán. No serán esas cosas que son duraderas. Cuando los fuegos de la oposición vengan sepan esto: Si no estuvieran yendo por el camino correcto, no habría fuegos de oposición. Tómenlo como un desafío. Levántense y digan: ¡NO, EL MAS GRANDE VIVE DENTRO DE MI! Esto no me va a derrotar. Voy a salir. Voy a ser un campeón en la vida. Estoy llamado a salir victorioso. Estoy llamado a triunfar.

1 Juan 4:4 Hijos míos, vosotros sois de Dios y los habéis vencido, porque mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo.

SUBE A UN LUGAR MAS ALTO

 “El Señor les dice: “Vengan a Mí. vengan a un lugar más alto. No vivan en el lugar bajo, en la mala hierba, en los lugares de oposición donde Satanás quiere que estén. Vengan a Mí a la Sala del Trono. Vengan a Mí a los lugares celestiales. Vengan y siéntense a Mi lado, Mis hijos y Mis hijas. Si hacen esto, comenzarán a ver hacia abajo, desde ese lugar alto esta oposición que solo es temporal. No es algo eterno. Ustedes si son seres eternos. No están destinados a estar bajo las cosas de este mundo. Están llamado a ser vencedores.

Salmos 18: 33-34 Me hace andar tan seguro como un ciervo, para que pueda pararme en las alturas de las montañas. Entrena mis manos para la batalla; fortalece mi brazo para tensar un arco de bronce.

Yo estoy liberando una unción reconfortante para ustedes ahora, incluso mientras luchan con esto, hay un poder de consuelo. Yo Soy el Dios de toda consolación. Yo soy el buen Pastor, Yo Soy el Dios que los ama. Yo Soy el Dios que los lleva a tranquilas aguas y verdes pastos. Yo haré que vengan a un lugar donde dirán: Ciertamente mi copa rebosará, ciertamente eres bueno, ciertamente la bondad y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida. Habitarás un día en Mi casa.

Salmos 23:5-6 Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos; has ungido mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.

Porque el Señor dice: Yo quiero decirte, buen siervo fiel. Yo quiero decirte, Sí, has hecho todo lo que Yo te mande hacer. No te desanimes en tiempos del crisol, porque saldrás de esto como oro puro. (Cindy Jacobs)

Proverbios 17:3 El crisol es para la plata y el horno para el oro, pero el Señor prueba los corazones.

Con amor y oraciones,

Magie de Cano

Magie de Cano

Autor: Magie de Cano

Pastora y Conferencista Internacional en el Ministerio de la Mujer, autora del devocional profético Las Cartas de Magie y de los libros “Conquista tu Matrimonio” y “Cita con tu Destino”.

Deja un Comentario