LAS PALABRAS DE CONOCIMIENTO HACEN QUE NOS ASOMBREMOS Y MARAVILLEMOS CON EL SEÑOR.

La palabra de conocimiento que yo recibí, la cual es personalmente mi preferida, me pareció muy extraña cuando la recibí, e incluso me resistí a compartirla.

Estábamos en una reunión, orando por una pareja y su hija de catorce años. Oí al Espíritu Santo decir: «Dile a la hija, que ella no fue un accidente». Pensé inmediatamente en lo vergonzoso que esto sería para la hija y sus padres, quienes estaban de pie delante de toda la congregación para recibir oración. Supuse que ella había sido una «bebé sorpresa», pero no quise avergonzar a la niña ni a sus padres. … Continuar leyendo