NO ESTEN ANSIOSOS POR NADA…POR NADA

La cultura actual es un caldero de temores, stress y ansiedad. El nerviosismo y la preocupación invadieron nuestra vida de negocios, nuestra vida social, nuestros hogares y aún penetró dentro de la Iglesia. Vivimos con rumores silentes en nuestras almas: ¿Qué pasa si pierdo mi trabajo? ¿Qué pasa si mis hijos se descarrían? ¿Qué pasa si él, ella o nosotros no podemos…?

Debemos trabajar cada vez más y por más tiempo cada año, pero al mismo tiempo hallamos cada vez menos y menos paz. Enfrentamos más y más preguntas sin respuesta, sólo para hallar más y más razones para … Continuar leyendo